22 julio 2019
El Popular

Alquimia de poder

Comunicación de látex

Por Ruby SORIANO. / noviembre . 12, 2018.

Este pasado fin de semana lo podríamos calificar como desafortunado para las autoridades municipales de la capital poblana, San Pedro y San Andrés Cholula.

Estamos viviendo una crisis de inseguridad en Puebla y zonas conurbadas que evidencia una falta de control y acciones de las autoridades municipales y también por el Gobierno del Estado.

El problema de la inseguridad ha tocado fondo, y en estos momentos es urgente, más allá de una crítica incendiaria contra las figuras mediáticas y políticas, llamar a una coordinación entre todos los niveles de autoridades para cerrar filas y actuar de manera emergente ante lo que está ocurriendo en Puebla.

Hay una reacción lenta de parte de los ediles cuyos municipios están siendo azotados por la delincuencia.

Señores y señoras, es urgente que comuniquen y dejen de informar. Hasta ahora sólo hemos visto una comunicación de látex, donde los ayuntamientos envían mensajes generales al hablar de inseguridad, pero poco comunican o transmiten mensajes claros hacia el ciudadano.

Los videos institucionales, promos de temporada, reuniones mediáticas se quedan en esa banalidad de inmediatez que no permea de manera directa en una sociedad enojada y alarmada ante lo que se está viviendo en un estado como Puebla.

Los linchamientos hacia las figuras municipales se han hecho presentes durante estos dos últimos días, resaltando la ineficiencia, silencio, lentitud y escasa estrategia para manejar una crisis como la que ya se vive en nuestra entidad.

Sin embargo, no hay que dejar de lado que el gobierno estatal también tiene esa grave manía de transmitir mensajes de látex que son desechables y cuya efectividad se pone en duda, ante el lento actuar de nuestras autoridades.

Los asaltos en la vía Atlixcáyotl, el atraco en un centro comercial, los robos en tiendas de conveniencia y un sin número de delitos que ya estamos viviendo, reflejan un caos no sólo de gobiernos municipales entrantes, sino de la propia autoridad estatal que poco ha sumado o tomado la iniciativa para que veamos una reunión emergente entre todos los niveles de gobierno involucrados, para atender lo que hoy es una amenaza para la ciudadanía.

Tal parece que al gobernador Antonio Gali ya le urge aventar la toalla e irse a lo siguiente.

Y en el caso de los ediles involucrados, hay que sugerirles implementar una estrategia que comunique acciones inmediatas y no discurso.

Mientras en Puebla estamos ante esta avasalladora crisis de inseguridad, el ejecutivo estatal se prepara para derrochar unos cuantos milloncitos en el negocio personal de un simulador como Andrés Roemer con su Ciudad de las Ideas.

Necesitamos mentes brillantes, pero no para que vengan a hacer vacación otoñal en Puebla, sino para atender de manera urgente la situación que hoy vivimos los poblanos, quienes estamos cansados de autoridades que sean mudos, sordos y ciegos a la hora de enfrentar situaciones emergentes.

@rubysoriano

mediatikosconsulting@gmail.com

Te puede interesar