26 mayo 2019
El Popular

La corte de los milagros

Supervisores patito y directores cua cua

Por Rodolfo RUIZ. / octubre . 30, 2018.

El problema de los nuevos directores de Escuelas Normales y supervisores de Educación Superior y Normales, nombrados hace un par de meses, no se limita a que sean parientes, amigos o recomendados de la ex directora de Formación de Docentes, Dulce María Flores eltrán, sino a que ni siquiera cuentan con el perfil profesional para esos cargos.

Las convocatorias que se publicaron —y de las que ayer dimos cuenta— exigían a los aspirantes además una carrera profesional afín a la educación, contar con 5 años comprobables de experiencia académica en el subsistema correspondiente.

La mayoría de los beneficiados con los nombramientos de director de Escuela Normal y supervisor de Educación Superior y Norma incumplen con alguno de estos dos requisitos que las bases de las convocatorias aparecen con los incisos g) y h).

A reserva de ampliarle la información más adelante, le adelanto algunos ejemplos:

Por principio de cuentas hay cuatro supervisores de Educación Superior de los que no se sabe qué profesión tienen, ya que no hay rastro de sus cédulas profesionales: María del Socorro Graciela Almaraz Valerio, de la zona 06 de Tehuacán; Ignacio Espinoza González Gonzaga, de la zona 08 de Cholula; Moisés Domingo Torres Lechuga, de la zona 11 de Puebla; y María Eugenia de la Calleja Méndez, de zona 20 de Puebla.

Otros tres favorecidos con nombramientos de supervisores de Educación Superior carecen de perfil profesional en áreas afines a la Educación: Laura Celsa Ruiz Caro, quien es licenciada en Derecho; Sara Haideé Gallegos Gómez, quien ingeniera en Sistemas y maestra en Dirección de Organizaciones; y Fernando Sandoval Olivares, quien es licenciado en Química y maestro en Administración.

Otros cuatro que sí tienen una maestría afín, pero no los cinco años comprobables de experiencia son Luisa Guadalupe Galicia Martínez, supervisora en la zona 05 de Tehuacán; María Clara Trancita Chilaca Muñoz, supervisora en la zona 07 de Cholula; María Mercedes Patricia Rojas Kauffman, supervisora en la zona 16 de Puebla; y Claudia González Gutiérrez, supervisora en la zona 22 de Puebla.

De los 11 supervisores de Escuelas Normales, una no cuenta con el perfil profesional: María del Carmen Lobato Miñón, quien es ingeniera química y fue adscrita a la zona de Puebla.

Los directores de Normales que tampoco cumplen con el perfil profesional son Manuel Ávila Romero, director de la Escuela Normal Superior del estado y que es químico industrial; Claudia Castellanos Castro, directora de la Licenciatura en Educación Inicial y que es licenciada en Comunicación; y Lorena Colmenares Olivera, directora de la unidad 213 de la Universidad Pedagógica Nacional y que es ingeniera en Sistemas.

***

A propósito.

Otros beneficiados con plazas de supervisor y una adicional de Apoyo Técnico Pedagógico para sus respectivas esposas son Neftalí Dante Nolasco y Carlos Alfredo Lozano Díaz.

Neftalí Dante fue nombrado supervisor de Educación Normal en la zona de Acatlán y Lozano Díaz supervisor de Educación Superior en la zona 13 de Puebla.

Ambos, por cierto, están muy en el ánimo de Dulce María Flores Beltrán.

***

Los enterados del Poder Judicial Federal dicen que está en puerta una limpia de familiares en los tribunales colegiados del sexto circuito.

Por lo pronto se sabe que la semana pasada varios magistrados federales recibieron un oficio donde se les pide especificar si tienen familiares dentro del Poder Judicial y en qué área o puesto se ubican.

periodistasoy@hotmail.com

@periodistasoy

Te puede interesar