20 noviembre 2018
El Popular
El Popular Investiga

Hallan en revisiones a Ceresos electrodomésticos y drogas

Por René VALENCIA |

Entre enero y julio la SSP registró en las cárceles de la entidad un caso donde un recluso buscó quitarse la vida y un intento de homicidio

Especial | El Cereso de Tecamachalco se convirtió en una de las prisiones más supervisada

Entre drogas, celulares introducidos de forma ilegal e intentos de asesinato o suicidio, vivieron los reclusos de los Centros de Reinserción Social (Cereso) en Puebla durante enero y julio de este año, concentrándose las principales irregularidades en Tehuacán, Huejotzingo y Tecamachalco.

Mediante una solicitud de acceso a la información, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) informó a El Popular, diario imparcial de Puebla, que en el periodo señalado registraron en las cárceles de la entidad un caso de suicidio fallido de un interno y un posible intento de homicidio cometido entre reclusos.

Los custodios del Cereso de Tepexi de Rodríguez reportaron que en abril tuvieron el caso de un recluso que buscó quitarse la vida con un pedazo de cobija, lo que ameritó que la única sanción fuese que estuviera en observación continua de los supervisores.

Mientras que el intento de homicidio se reportó en el de Tepexi, luego de que uno de los internos buscó asesinar a otro, pero los custodios no aseguraron ningún objeto, aunque al agresor lo pusieron a disposición del Ministerio Público, para las investigaciones.

Aseguran drogas y celulares

La SSP detalló en el documento proporcionado vía transparencia que, entre enero y julio de este año, realizaron 14 revisiones en los Ceresos de Tecamachalco, Huauchinango, Tehuacán, Chalchicomula de Sesma, Huejotzingo, Xicotepec de Juárez, Zacatlán y Cholula, encontrándose electrodomésticos, drogas y celulares.

Especial: Ceresos bajo la lupa

El Cereso de Tecamachalco se convirtió en una de las prisiones más supervisadas por los custodios, pues sumó tres revisiones en siete meses, en las que localizaron más de 126 gramos de marihuana, 78 gramos de cocaína, 45 gramos de cristal y 47 celulares.

La CNDH publicó en su Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2017, que el año pasado la prisión de Tecamachalco recibió una calificación de 5.47 de los 10 puntos alcanzables, derivado a que no garantizaron la integridad de los internos.

Entre las observaciones que registró el personal de la CNDH, en su visita al Cereso de Tecamachalco, fue que tuvieron una insuficiencia en programas para la prevención de adicciones y desintoxicación voluntaria de los reclusos, cuando la SSP este año aseguró marihuana, cocaína y cristal.

En el de Huejotzingo realizaron tres revisiones entre enero y julio de este año, con lo que aseguraron 750 gramos de marihuana y 44 celulares; mientras que la CNDH, en su diagnóstico del año pasado la ubicó como la segunda cárcel estatal con la calificación más baja, al tener 4.81 de 10 puntos.

Las principales razones por las que la CNDH colocó al Cereso de Huejoztingo como el segundo peor evaluado en cárceles estatales, se atribuyó a que sus reclusos no tuvieron garantías en la protección de su integridad, no les brindaron una estancia digna, así como tampoco tuvieron alternativas para la reinserción de los internos.

Deja un comentario

Te puede interesar