18 julio 2019
El Popular

Stalingrado

De profundis

Por Rodrigo ROSALES ESCALONA. / octubre . 13, 2018.

Desde lo más profundo, oh Jehová, a ti clamo. Señor, oye la voz de la súplica popular. Por la opresión de los pobres, por el gemido de los míseros alzarán las voces. Pues no será olvidado por siempre el indigente, ni esperanza de pobre se frustrará eternamente.

Dice Sión: Señor, sálvame, que me llega el agua al cuello. Contémplame sumido en un cenagal, asfixiándonos en la más desmesurada corrupción del morenovallismo soberbio. ¿Qué delirio está pagando tu pueblo que así contempla destruidas todas sus murallas? Sus plazas fuertes de la gloriosa y heroica Puebla de Zaragoza se han convertido en ruinas; cegado se han las fuentes de mi sustento, y sólo a ti tengo en medio de mi necesidad.

Señor, líbranos del morenovallismo que se la prolongó con Gali, Luis Banck, e intenta con su esposa mismo poder, causantes de nuestro agotamiento; que han saqueado sin piedad las arcas públicas; simuladores son, y que fingen virtud mientras nuestras espaldas nos saquean. Gesticuladores son como sepulcros blanqueados, que nos prometieron el fruto sabroso de la justicia para trincarnos mejor y violar nuestros derechos.

Taimados tartufos son, que se arropan con tu palabra para esconder sus aberrantes acciones, que son las del depredador hambriento del poder; del lobo hambriento en un hato de ovejas.

Señor: el morenovallismo demagogo, recorre su sueño de continuar depredando gesticulando que son la justicia democrática, sin embargo, destilan por su boca podridas mieles al tiempo que hurtan el pan de una ciudadanía. Nos asuelan los embusteros de profesión, lenguas bípedas, que tu nombre invocan y juran por su grandeza, mientras que, con garras como cernícalos lagartijeros, como Eukid Castañón, Facundo Rosas, trepan y trepan hasta verse en el trono de Salomón, y entonces tomaron a Puebla Sión como esclava, como ramera de puerto, como objeto de uso particular.

Señor: el morenovallismo nos tomó como si fuéramos sus sirvientes, sin derecho alguno a la dignidad, asaltándonos en las urnas, como viles ladrones bucaneros, para ampararse de sus cancerberos del IEE, pretendiendo despacharse, vejando nuestra sinceridad ciudadana. Por eso digo: tu pueblo, ha tocado el fondo de lo corrompido, y en medio de su necedad clama con los ojos alzados hacia tu grandeza: ¿hasta cuándo, Señor, ¿hasta cuándo?

Porque humillados nos ha los malos morenovallistas, que toman ventaja de nuestro desvalimiento. Se han aprovechado de nuestra bondad para forzarnos a asignar componendas con el robo descarado de nuestros impuestos, a favor de sus arcas personales. Mediante los PPS, Agua de Puebla, EL Museo Barroco, La Rueda, El Trenecito, Foto Multas, las Rutas, etcétera, nos dejan sin calzones. Ya sólo falta, Señor, que en su iniquidad nos obliguen a vender el resto de Puebla, privatizando todo, so pretexto de la modernidad.

Señor, antes vivíamos en paz, hoy, la zozobra huachicolero y del crimen organizado, proviene de estos organizados tecnócratas; de hacer de la Fiscalía, un instrumento de castigo contra la protesta ciudadana, de no hacer valer la ley, siendo que Puebla, es el segundo estado con más niños desaparecidos del país. Ante esto, de acuerdo con datos del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, Puebla es la octava entidad del país con más personas desaparecidas, al sumar 2 mil 69 casos hasta abril pasado, por lo que, de estos números, 787 son niños y adolescentes, cifra que coloca al estado como el segundo con más reportes en el país, sólo después del Estado de México, en donde hubo 1 mil 419 denuncias. De eso y más son capaces, considerando que estos gobiernos morenovallistas están reprobados por la misma CNDH, en cuanto a que Puebla no cuenta con el Sistema Nacional de Búsqueda, resultando que son dos gobiernos omisos.

Tu pueblo, Señor, está harto, con ira. Y quiere tomar el arco y el venablo contra sus ofendedores, quienes pretenden hacerse del gobierno, una vez más, cínicamente se dicen demócratas. Pero considera, todavía Señor, y espera en ti que les des valimiento.

Míranos. Reedifica Sión Puebla sobre las ruinas de los morenovallistas y ahuyenta a los oportunistas, estos trasnacionales que se han apropiado de nuestro estado como el cuervo y la hiena, buscando la presa entre cornisas y columnas derribadas por el suelo. Dígnate Señor todo poderoso, envíanos al Ungido de la razón, que venga a enderezar este desmadre.

Porque entre tú y la justicia, el pueblo debe redimirse de los morenovallistas y enviarnos una dignidad perdida, de una época de saqueadores y violadores de la democracia; de imponernos a ladrones disfrazados de honestos en cada puesto de primer nivel de gobierno. Porque ahora, lo que es ahora, tenemos tantas ganas de justicia, que estamos dispuestos a todo contra lucifer.

 

rodrigo.ivan@yahoo.com.mx

*Analista político y de prospectiva social

Te puede interesar