19 junio 2019
El Popular

STilo, Moda y Belleza… a con

La cana. Mitos y leyendas.

Por Samuel TORRES. / septiembre . 20, 2018.

Hola Puebla, te saludo en esta época lluviosa y gris, así como mi tema de hoy. La cana que a veces parece gris, a veces blanca, pero en realidad no tiene color. Recordemos que el cabello está formado por células transparentes (incoloras) llamadas keratinocitos, que germinan en el fondo folicular (papila) y mueren a diario, formando un apelmazado de células fibrosas conocido como cabello. Junto a estas células se encuentran otras más grandes que producen pigmentos derivados de la tirosina, éstas son los melanocitos y producen melanina (pigmento).

Al verter este pigmento, se adhiere a las fibras de queratina y da como resultado el color natural de cabello. Un buen día, sin razón más poderosa que la herencia, las células productoras de pigmentos disminuyen su actividad, manifestándose en cabellos con cada vez menos color, hasta que estas células mueren y el cabello sale a la superficie sin color, así como un rollo de bolsas transparentes de polietileno, que refractan la luz aparentemente

Los pigmentos (melaninas) ocupan un espacio entre las fibras que forman la hebra capilar, otorgándole flexibilidad y, por decirlo de alguna manera, suavidad al cabello. Al no estar presentes, el cabello sigue formándose, pero ahora más compacto, endurecido y de apariencia rebelde.

Existen muchos mitos, como que si arrancas una cana te saldrán más; pero nada más falso que esto: las canas aparecerán, los arranques o no, no es algo que se contagie de un folículo a otro. Incluso un proceso de enfermedad metabólica podría, en algún momento, desencadenar encanamieto repentino y aun así podría llegar a ser reversible.

Los tintes para cabello tampoco aceleran el encanamiento, y también es mentira que un coraje saque “canas verdes”.

Existen algunas técnicas para pigmentación especializada de canas, tanto con tintes profesionales como pigmentos naturistas, útiles para disimularlas.

Te dejo, Puebla, con tus canas de plata, que pintan de un blanco esplendoroso las cimas de tus montañas.

Te puede interesar