16 noviembre 2018
El Popular

La corte de los milagros

De delincuentes con olor a huachicol y otros de cuello albiazul

Por Rodolfo RUIZ. / septiembre . 14, 2018.

La industria huachicolera que controla el corredor de Puebla a Veracruz está desatada, y los empresarios gasolineros desesperados por la impunidad con que las bandas delincuenciales operan en la región de Esperanza y Ciudad Serdán.

Sólo en lo que va del año, los huachicoleros se han robado en la entidad no menos de 25 pipas, propiedad de gasolineros y fleteros. El último asalto ocurrió este martes. Un convoy de delincuentes, vestidos con uniformes militares, se llevó de jalón tres pipas que aparecieron este jueves en Tierra Blanca, Veracruz.

Las unidades fueron encontradas vacías y desvalijadas, es decir, sin combustible, sin llantas, sin computadora y sin varios accesorios.

Los empresarios se preguntan por qué si se han cansado de denunciar estos asaltos sobre la autopista Puebla-Orizaba, y en otras carreteras de la zona de Esperanza y Ciudad Serdán las autoridades no hacen nada para impedirlos o para atrapar a estas bandas del crimen organizado que parecieran gozar de la protección de policías municipales, estatales y hasta federales.

Entre los afiliados de algunas organizaciones de propietarios de estaciones de servicio, como Gasolineros Unidos de los Estados de Puebla y Tlaxcala (GUEPT), que preside Luz María Jiménez Almazán, y de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), cuya presidenta es Aída Ramírez Torres, hay la certeza de que estos robos de pipas no podrían cometerse sin la complicidad y colusión de funcionarios y policías de Puebla, Tlaxcala y Veracruz.

***

La propuesta del coordinador de la fracción del PAN en la LX Legislatura, Marcelo García Almaguer, en el sentido de que la dieta de los diputados locales se reduzca 50 por ciento —y no 30 por ciento como quieren los nuevos legisladores de Morena—, es a todas luces oportunista e incongruente, ya que eso debió plantearlo en la Legislatura que termina, donde los panistas eran mayoría y tenían la posibilidad de aplicar políticas de austeridad.

Hacerlo ahora exhibe al PAN y a sus nuevos diputados como incoherentes y sin calidad moral, pues antes nunca dijeron nada sobre los más de 55 mil pesos libres que mensualmente recibían por concepto de dieta, más 26 mil pesos de apoyo legislativo, más vales de gasolina, más viáticos, más un bono trimestral por votar sin chistar las iniciativas del gobernador Rafael Moreno Valle o su sucesor José Antonio Gali Fayad.

***

En la entrega de las oficinas y la administración del Poder Legislativo al presidente de la mesa directiva de la LX Legislatura han aparecido cheques y facturas que se prestan al sospechosismo, como el pago de 800 mil pesos a un despacho por trabajos de entrega-recepción, la no cancelación de 120 cheques sin cobrar pese a que fueron expedidos en 2017, la falta de anexos de contratos y procesos de adjudicación, y la ausencia de facturas originales en compras y contratación de servicios.

En la entrega-recepción del Congreso no se ha podido precisar a cuánto asciende el presupuesto comprometido en los cuatro meses que restan del año, sólo que en bancos hay recursos por 500 mil pesos.

***

Antes de que termine la actual administración estatal podría destaparse una cloaca en el Instituto de Educación Digital del Estado de Puebla (Iedep), a cargo de Milthon Javier Fregoso Escalera, por el abandono en que se encuentran varios de los 31 campus regionales, algunos sin conexión a internet y otros sin equipo de cómputo; por las redes familiares y el nepotismo que se ha cobijado en varios planteles como el de Ixcaquixtla, donde la encargada de despacho, María de Lourdes Huerta, tiene en la nómina a su marido José Nazario Román Ruiz y a sus primas Angélica Huerta Ramón y Nancy Huerta; por la titulación exprés de recomendados políticos; y por la proliferación de asesores académicos sin perfil, que se encuentran al frente de licenciaturas que nada tienen que ver con su profesión o título profesional.

Del director del Iedep, Milthon Fregoso, se dice que no cumplió su ofrecimiento de visitar y recorrer los campus de lo que antes era la Universidad del Desarrollo (Unides), y menos ahora que tiene convertida su oficina en guardería y a sus asistentes Daniela Limón y Laura Acevedo en las niñeras de su hijo y en las cuidadoras de su mascota, un perrito Yorkshire.

Sin embargo, lo más contradictorio del Iedep es que tratándose de una institución que tiene como propósito el acceso y la transmisión del conocimiento a través de medios y plataformas digitales, carezca no sólo de computadoras conectadas a internet, sino que este servicio básico e indispensable en varios campus de la Mixteca, la Sierra Negra y la Sierra Norte no se tenga o se cobre a los alumnos, mientras sus directivos se dan la gran vida.

periodistasoy@hotmail.com

rruiz@e-consulta.com

@periodistasoy

Te puede interesar