18 julio 2019
El Popular

Tómelo con calma

Mal inicio de semana para EPN

Por Fernando MORA. / agosto . 22, 2018.

Esta tercer semana de agosto quedará marcada en la administración de Enrique Peña Nieto: mientras al medio día Elba Esther Gordillo lo señalaba por traición y amenazaba con nulificar la reforma educativa, por la tarde al salir a Conferencia de prensa con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sería cuestionado por los desaciertos de su administración al planear mal el proyecto del Nuevo Aeropuerto de México.

López Obrador dejó claro que la reforma educativa será revertida y que Elba Esther Gordillo fue declarada inocente, y ejercerá sus derechos ciudadanos. Sin duda, este habrá sido el peor lunes para Peña Nieto en su mandato. Las caras del presidente y de su gabinete lo decían todo: miedo, incertidumbre, incomodidad, y desilusión.

Del otro bando se pudieron observar sonrisas, certeza y la decisión de impulsar políticas públicas, a partir de la opinión y el sentir de los ciudadanos. Así el cambio que cada día deja ver cosas nuevas, llega con una factura muy alta de expectativas e ilusiones; que sea lo mejor para nuestro país.

Tómelo con Interés. En este espacio hemos señalado los difíciles momentos que vive la libertad de expresión, el derecho a la información, y el ejercicio periodístico en nuestro país. No se trata sólo de buscar abatir la desigualdad y los rezagos en el marco legal, sino de exigir capacitación y profesionalización de las autoridades, para atender a los periodistas tanto en las fiscalías especializadas, como en los órganos del poder judicial.

Hemos apuntado la necesidad de que periodistas y comunicadores tomen conciencia del compromiso y obligaciones que conlleva la profesión; sin embargo, el gran pendiente del Estado es proporcionar capacitación y especialización a sus integrantes, en la gestión y manejo de temas relacionados con ataques, amenazas, y faltas, en contra de la libertad de Expresión, el derecho a la información, y el ejercicio periodístico.

Tómelo con atención. Se comienza a conformar la nueva legislatura del Congreso de la Unión, y se ha dejado al descubierto que cerca de la mitad de diputados y varios senadores carecen de un título y cédula profesional.

Mientras el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ha establecido como un requisito indispensable para los integrantes de la ayudantía presidencial tener un grado académico de licenciatura, nuestros legisladores tendrían el compromiso moral de acudir a las aulas para cursar una licenciatura y en muchos casos concluir estudios truncos o legalizar sus documentos, como muestra de una respuesta a la confianza que en ellos depositó la ciudadanía.

No será tarea fácil pero los mexicanos debemos ser conscientes de la necesidad de profesionalizar y demandar la formación académica de nuestros legisladores, así como de otras autoridades y servidores públicos.

@Fernando_MoraG

*Maestro en Comunicación Institucional por la Universidad Panamericana.

* Socio Fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

* Presidente de la Fundación Fernando Mora Gómez por la Libertad de Expresión.

Te puede interesar