11 diciembre 2018
El Popular

Etiqueta con destino

VW, por perder certificación como Empresa Socialmente Responsable

Por Luis Alberto GONZÁLEZ. / agosto . 21, 2018.

Volkswagen de México durante los últimos años ha recibido la certificación como Empresa Socialmente Responsable (ESR). Ante el escándalo que se generó hace unas semanas por afectar a más de 10 mil campesinos de Cuautlancingo, Coronango y la Junta Auxiliar de la Resurrección por bombardear las nubes para evitar el granizo y también generaron la ausencia de lluvias, decidieron dar marcha atrás.

Los directivos de la firma alemana inicialmente se negaron a dejar de usar el cañón antigranizo y señalaron que “tenían permiso de las autoridades”, mismo que nunca mostraron y menos aun cuando las autoridades federales negaron haber dado autorización para el uso de esa tecnología.

La empresa dio a conocer que las pérdidas por las granizadas del año pasado (2017) ascendieron a más de 20 mil millones de pesos, porque el granizo afectó capos, toldos y cajuelas, sobre todo; sin embargo, en lugar de invertir en la protección de sus unidades con un techado o enmallado, determinaron hacer una inversión menor y aplicaron la tecnología de los cañones antigranizo sin conciencia de que afectaban a campesinos de Cuautlancingo, Coronango y la Resurrección; el problema ya se estaba extendiendo hacia San Pedro y San Andrés Cholula y parte de Tlaxcala.

Los daños ya llegaban a más de 2 mil hectáreas inicialmente estimadas y para Volkswagen sus afectaciones iban a ser mayores al perder incluso a nivel nacional los distintivos como Empresa Socialmente Responsable y su credibilidad como interesada en el bienestar social.

El escándalo llegó a medios nacionales y campesinos amenazaron con realizar denuncias ante autoridades federales, mantener cada vez más bloqueos a la autopista México-Puebla y exigieron la intervención del gobierno de José Antonio Gali Fayad, quien no estuvo dispuesto a asumir la responsabilidad de haber autorizado a la filial alemana de bombardear nubes y afectar a miles de campesinos.

La semana pasada el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial, Rodrigo Riestra Piña, dijo que pidieron a Volkswagen parar los bombardeos. A la armadora no le quedó más que dar a conocer que ya no utilizaría el cañón anti granizo “en forma automática”, lo que hacía hasta por tres horas dispersando nubes y lluvia, y anunciar que “sólo lo ocuparían en forma manual” cuando existiera alto riesgo de granizada.

Asimismo, dijo que colocará malla protectora para las miles de unidades varadas en sus patios, algo que debió prever considerando que este tipo de erogaciones pueden ser deducibles ante autoridades hacendarias.

Lo cierto es que desde el pasado sábado, domingo y lunes se han incrementado las lluvias en toda la región de San Pedro y San Andrés Cholula, Coronango, Cuautlancingo, La Resurrección, y Tlaxcala, lo que es un alivio para productores de la zona, aunque hay cultivos perdidos por la ausencia de las lluvias.

¡Ojalá alguien, gobierno estatal o la misma armadora alemana hagan algo por atender las afectaciones a los campesinos! Volkswagen lo que hizo fue tratar de proteger su patrimonio y su inversión, algo legítimo, aunque desmedido.

lagg9756@yahoo.com.mx

@Luiguiglez

Te puede interesar