19 junio 2019
El Popular

Memorial Perpetuo

Si algo ligero: el encuentro con lo insospechado

Por José Rogelio HERNÁNDEZ. / agosto . 21, 2018.

Si algo ligero (Fondo editorial Tierra Adentro), del escritor poblano José Luis Prado, es un libro heroico y arriesgado, el cual no está configurado dentro de los cánones que rigen los géneros literarios, sino todo lo contrario, la apuesta de esta obra es precisamente reinventar y descubrir nuevos caminos narrativos por medio de una prosa ingeniosa que desnuda a sus personajes y que, además, reivindica el trabajo del escritor con una serie de técnicas que diseñan una voz narrativa propia a través de una función estética muy peculiar que hace de la obra una entidad única o fraccionada.

A través de una serie de relatos, los cuales van siendo fuertemente respaldados por el Cuaderno de F. Kocher, que trastoca cada una de las narraciones, el autor poblano nos propone replantearnos asuntos que atañen a cuestiones metafísicas como la posibilidad, la casualidad, la causalidad, la repetición, las evocaciones que quedan suspendidas en el tiempo y la memoria, y que trastocan nuestro ser, quedando guardadas para brotar en el preciso instante como una suerte de trueno que ilumina por segundos el firmamento, ya que: “En la escritura se muestran los huecos”. (Pág., 35)

Este texto innovador nos propone, además, pensar de manera simultánea en la probabilidad de que cada hecho es infinito, desencadenando una serie de posibilidades inconexas o no, dentro de una misma vida: “Una compleja red de acontecimientos que suceden en un mismo tiempo con repeticiones y variaciones”. (Pág., 16)

Asimismo, cada uno de los relatos representan una unidad que puede o no ser parte del mundo ficcional creado en Si algo ligero; por otro lado, encontraremos personajes que desarrollan sus propias ideas a partir de los sucesos que van marcando los ideales que los mueven, tal es el caso de Frank, un fotógrafo radicado en Xalapa, quien previamente había vivido en Canadá, y quien a través del libro va realizando una especie de disertación del conocimiento profundo acerca del entrecruzamiento de los sucesos y lo incierto de la vida, de los viajesy la memoria, misma que se vuelve borrosa y ligera como la lluvia.

En El cuaderno de F.Kocher, podremos también ir definiendo un par de ideas centrales dentro del texto: la profundización de manera lineal y la escritura de la geografía: la primera como una evocación a la vida de una manera más ingenua, es decir, sin buscar recovecos engorrosos que hagan conducirnos a los azarosos embrollos de la existencia y, por otro lado, la escritura de la geografía es esa ciénaga pantanosa en la que rebuscamos dentro de la memoria hasta hacer de nuestra presencia una trivialidad o una frusilería que arrebata de nuestro ser la capacidad de admiración por lo súbito.

La casualidad del encuentro, a través del viaje, entre un migrante mexicano que en la búsqueda del americandream, pierde a su familia, pero que finalmente y de manera impensada logra llegar hasta Canadá, donde se encuentra con un excéntrico fotógrafo europeo, es la génesis de una novela que no tiene una estructura lineal en cuanto a la cronología de los sucesos y que de manera ágil va construyendo un mundo narrativo muy suspicaz y complejo.

Con un lenguajepoético y lleno de figuras retóricas, así como de referencias literarias y tramas que ayudan a construir el argumento central de la obra, es que José Luis Prado nos incita a una lectura profunda, misma que exige del lector una confabulación muy íntima con las narraciones que revaloran y reflexionar sobre la vida y sus eventualidades a través del viaje, la búsqueda y los encuentros.

Te puede interesar