19 junio 2019
El Popular

Psicología y Esperanza

La Importancia de la Atención Psicológica en el Cáncer

Por Mónica CANO. / agosto . 14, 2018.

Llegó la señora Nadia por primera vez a consulta. Llevaba ya varios meses que le habían diagnosticado a su hijo. A pesar de ello, se mostraba tranquila e indicaba que se encontraba adaptada a la enfermedad. Sin embargo, al analizar su situación personal, no parecía así.

Me comentó que su hijo estaba bastante incontrolable en cuanto a disciplina, su marido los dejó poco tiempo después del diagnóstico porque creía que su esposa exageraba con el niño. Por ello, Nadia tuvo que lidiar sola con su hijo en el hospital. Esto provocó síntomas claros de desgaste en Nadia, ya que nunca tuvo con quien desahogarse porque desde un inicio le dijeron "no llores". Al final, todo lo malo que le pudo pasar a una familia tras un diagnóstico de cáncer, pasó. Le pregunté si había tenido acompañamiento psicológico y me dijo que ningún psicólogo había platicado con ella.

La crisis tan fuerte que vivió esta familia pudo haberse evitado o disminuido en gran medida de haber recibido apoyo psicológico. Se le debió de haber informado con respecto al trato del niño, se pudo haber trabajado con el padre para explicarle acerca de la enfermedad, el manejo de sus emociones y cómo apoyar con el cuidado a su hijo y esposa. Además, se le pudo haber explicado a Nadia el cómo desahogarse de manera sana. Sin embargo, nada de esto ocurrió y provocó una de las peores consecuencias que puede existir en estos casos: desintegración familiar.

Algunas de las problemáticas que presentó Nadia se pueden revertir, pero es triste que casos como éste se presenten a diario, por la falta de apoyo psicológico tanto al paciente como a la familia. Aún existen ciertos prejuicios con respecto a ir con un psicólogo, y se subestima su función en casos de enfermedades como el cáncer, pero la necesidad de la atención surge por el impacto emocional que se genera desde la noticia, así como los efectos, físicos, psicológicos y sociales que provocan en el paciente y la familia a largo plazo. Algunas de éstos cuentan con la capacidad para salir adelante por su cuenta, e incluso algunos los desarrollan durante el transcurso de la enfermedad. Sin embargo, no siempre es así; hay quienes requieren una atención especializada para adaptarse a la enfermedad de manera sana. Nadie está preparado para lidiar con un diagnóstico de cáncer, pero es posible salir adelante con la orientación adecuada.

                 

               

Te puede interesar