22 octubre 2018
El Popular

El guajolote que lee

La Ciudad del Soul de Carlos Sánchez

Por Óscar ALARCÓN. / agosto . 10, 2018.

Una vez que se colocaron las sillas y la mesa donde se realizaría la presentación, comenzó a llegar la gente. “Diles que ya casi comenzamos, que no se vayan a ir”, me dice Carlos Sánchez mientras, nervioso, camina de un lado a otro. Coloca los libros en la mesa. Minutos antes lo encontré afuera de la Casa del Caballero Águila en Cholula, recinto donde se realizó la presentación (la casa está cerrada al público después del 19S).Nos saludamos y platicamos sobre el viaje delaCiudad de México a Cholula: se nos ponchó una llanta al entrar a Puebla, nos dice en el momento en el que llega Raúl Linares, gran amigo de Carlos y quien participará también en la presentación. Carlos es un escritor con una enorme facilidad de empatía. Se ríe con todo mundo.

Matar es un libro también editado por Nitro Press, en donde el sonorense pudo recoger 18 entrevistas con presos de diversas cárceles de su estado natal. “Están condenados por homicidio”, dirá durante la presentación cuando le pregunte sobre por qué las cárceles no son centros de verdadera readaptación social:“La mayoría de las cárceles están olvidadas, confinadas a una terrible soledad. Así no se puede realizar una readaptación. Doy talleres en la cárcel porque creo que es ahí donde hago falta, aunque pueda parecer una postura muy arrogante… Publicar un libro es muy arrogante, venir a una presentación y que la gente te aplauda es más arrogante. Estar con los presos y ayudarles a escribir un texto es más útil.”

La presentación comienza.Le lanzo la primera pregunta: ¿Dónde está la esperanza para salir de la situación en la que se encuentra el país? Carlos Sánchez respira profundo y contesta, la esperanza está en la camaradería, en poder abrazar a nuestros amigos, en conocer nuevas personas y poder mirarnos a los ojos, saber que podemos compartir momentos como éste. Y también está en las familias, abrazar a nuestros hijos, besarlos, amar a nuestras parejas. Ahí está Manu, mi hijo más pequeño a quien puedo abrazarlo, por cierto, va a ser beisbolista, va jugar de shortstopy va a ser el mejor jugador de la historia.

¿La ciudad del soules un libro que le recomendarías leer a Enrique Peña Nieto? Carlos toma el micrófono:Más que darle a leer un libro, yo le daría un abrazo. Me imagino que Peña debe ser un hombre muy solo, y a veces me pregunto ¿al llegar a casa, podrá mirar a los ojos a sus hijos? ¿Qué les dirá? O peor aún, ¿podrá dormir tranquilo? Por eso lo abrazaría, lo miraría a los ojos. ¿Te imaginas cuánto odio carga? A donde quiera que va siempre hay alguien que lo repudia. Es un hombre que me conmueve realmente.

La respuesta de Carlos provoca un silencio en La Casa del Caballero Águila, supongo que nadie había visto así al presidente. No es la simpatía de Carlos con Peña lo que nos hace guardar silencio, es la muestra del grado de humanidad de Carlos Sánchez la que nos rebasa. Yo también me siento conmovido. Finaliza la presentación, la gente se acerca a saludar y platicar con Carlos. Los que asistimos a la presentación tenemos la fortuna de mirarnos a los ojos. Le pido una fotografía a Carlos quien con mucho gusto accede. Carga a Manu, su bebé.

De regreso a casa, mientras me detengo en un alto, le echo un vistazo a la dedicatoria que me escribió Carlos en su libro: “Estas piedras que retumban en mis sienes. Ojalá y también te retumben”. No huí de Cholula, manejé con tranquilidad mientras escuchaba el retumbar del asfalto que iba dejando detrás.

La Ciudad del Soul de Carlos Sánchez (2015). Nitro Press, México.

Te puede interesar