15 octubre 2018
El Popular

Hasta el aeropuerto y más allá

Cómo ahorrar viajando

Por Carmen ARANDA. / julio . 18, 2018.

Claro que queremos viajar, tomar nuestras maletas e irnos sin que nada importe. La realidad es que muchas veces no lo hacemos por miedo a gastar de más o simplemente al ver los precios de vuelos y hoteles nos desanimamos. Siguiendo estos trucos, estoy segura que no sólo ahorrarán antes del viaje, sino que querrán hacerlo cada año.

Por ser vacaciones oficiales muchos pueden viajar durante el verano. Si tienen la posibilidad de escoger otra fecha, háganlo. Eviten los meses de julio y agosto para vacacionar, ya que es temporada alta y los precios llegan hasta triplicarse.

Si es necesario volar hasta su próximo destino para encontrar las mejores ofertas les recomiendo un mínimo de 57 días de anticipación para vuelos domésticos y 171 días para vuelos internacionales. Mientras más se acerque la fecha de salida, mas incrementan de precio. Estadísticamente, los martes y miércoles son los días más baratos para comprar boletos de avión junto con las primeras y últimas horas del día. Para vuelos cortos, opten por aerolíneas de bajo costo, reducirá notablemente el precio del boleto. Recuerden salir en martes y regresar en miércoles, el domingo es el día más caro para viajar.

Olviden los hoteles 5 estrellas

Si piensan ser turistas, estar de entrada por salida, llegar a bañarse y descansar ocasionará que muy pocas veces utilicen todas las amenidades que estos hoteles ofrecen. No tengan miedo de reservar otro tipo de hotel, ya sea hostal, una posada o hasta un cuarto privado en una casa compartida. Ya existen muchas opciones para encontrar el hospedaje perfecto y justo a nuestras necesidades. Ya no es forzoso reservar en cadenas de hoteles lujosos, eso quedó en el pasado.

Siempre he dicho que la mejor forma de conocer el lugar es por su comida y no necesariamente en los restaurantes elegantes. Esos que están estratégicamente ubicados en las zonas turísticas son atracción para otro tipo de turistas y el sabor de la comida a veces no concuerda con el precio del menú. Preguntar a la gente local nunca falla. Desde el mercado hasta antojitos en la calle, siempre tienen las mejores recomendaciones y lo mejor de todo que será a un precio accesible.

Ya sea para reservar un vuelo o encontrar el hospedaje perfecto, recuerden siempre tener paciencia. Si es necesario, desvélense para llegar a la mejor oferta. En mi caso, nunca me he arrepentido de pasar muchas noches buscando vuelos baratos.

Licenciada en Asesoría de Imagen

Facebook: karmaranda

Instagram: karmaranda

Te puede interesar