26 mayo 2019
El Popular

La causa y lo causado

¿Cómo quieren hacer el fraude?

Por Miguel Barbosa Huerta. / julio . 13, 2018.

La elección para gobernador en Puebla debe anularse. Quiere violentarse la voluntad popular por medio de un fraude escandaloso por su sofisticación y porque, en éste, se aprecia hasta dónde llegan los brazos y la influencia del morenovallismo, ese grupo político corrupto y autoritario que desde 2010 gobierna Puebla y que pretende hacerlo por seis años más por medio de la imposición de Martha Erika Alonso. México votó por el cambio. Ésta es una decisión soberana de los poblanos y de más de la mitad de la ciudadanía que participó el pasado 1º de julio.

En primer término, debe recordarse que la campaña de la candidata de la coalición Por Puebla al Frente, Martha Erika Alonso, fue una elección  de Estado, que incluyó el desvió de recursos públicos con fines electorales; la totalidad de las instituciones, incluidas las electorales, las de seguridad y las de procuración de justicia, estuvieron a su servicio; así como los medios de comunicación locales que se convirtieron en defensores de oficio de Martha Erika Alonso. 

Aún así, la coalición Junto Haremos Historia ganó la elección para gobernador, 22 de 41 escaños en el congreso local, las dos senadurías de mayoría, 14 de 16 diputaciones federales, 47 municipios, incluida la capital y, por supuesto, en Puebla, Andrés Manuel López Obrador ganó la Presidencia de la República. 

A la una de la tarde del 1º de julio, el morenovallismo vio venir lo que ahora han denominado algunos como el “tsunami andresmanuelista”, por lo cual concentraron el fraude en la elección para gobernador. Desataron la violencia generalizada con hechos nunca antes vistos con el objetivo de inhibir el voto. 

Cuando la violencia fracasó y la ciudadanía, lejos de atemorizarse, seguía saliendo a las calles a ejercer su derecho al voto, pusieron en marcha el fraude. Hablo de un nivel de injerencia que les permitió a los operadores políticos de Rafael Moreno Valle tener acceso a información, programas y personas por medio de las cuales se robaron la elección.

Manipularon el PREP y controlaron el conteo rápido para hacer aparecer como ganadora a Martha Erika Alonso, cuando ya la totalidad de las encuestas de salida reconocían mi triunfo por más de diez puntos porcentuales de ventaja. 

Los mecanismos y formas por medio de las cuales lo hicieron están en las demandas y recursos legales que ya se han presentado. La parte que faltaba en esta trama era hacer coincidir los resultados de los cómputos con el PREP y el conteo. Esta etapa del fraude la llevaron a cabo en laboratorios electores instalados en varias zonas y municipios.

El hallazgo del laboratorio electoral del Hotel MM, en la Ciudad de Puebla, es fundamental porque es una prueba fehaciente de cómo se operó este fraude. Todo está documentado y acreditado. 

La reacción del morenovallismo ha sido tan beligerante y autoritaria porque sabe que, cuando la autoridad electoral federal analice las pruebas, la elección para gobernador irremediablemente se anulará. En Puebla, Moreno Valle y su grupo piensan que pueden comprar o intimidar a todos, se equivocan. Seguiremos con nuestra lucha social, política y jurídica hasta al final, porque decimos la verdad y tenemos el respaldo de la mayoría de la sociedad,  que rechaza  las imposiciones.

Te puede interesar