26 junio 2019
El Popular

STilo, Moda y Belleza… a con

El cabello y tú

Por Samuel TORRES. / julio . 12, 2018.

Hola puebla, el día de hoy hablaremos de la piel y el cabello como instrumento de protección en primer plano, ya que para eso fue generado en los seres vivos; y como el importante elemento estético en que se han convertido en la actualidad. El ser humano primitivo tuvo como única defensa del medio ambiente el tejido tegumentario (piel y pelo): un perfecto sistema autoregenerativo que regula la temperatura del cuerpo, delimita estructuras y órganos, y protege de factores físicos ambientales.

La piel de ese ser humano primitivo recubierta de pelaje funciona como un sistema perfectamente balanceado y autosustentable. Células de reproducción continua nacen y mueren a diario por millones. Las que forman piel se descaman a diario y las que forman cabello se “apelmazan” en el interior del folículo formando un pelo de células muertas y con un muy bajo porcentaje de agua), hecho un 97 por ciento de una proteína llamada queratina.

El equilibrio de la humedad y el control de la biodiversidad microscópica de la piel lo realizan las glándulas sudoríparas, que secretan un líquido salado y ácido llamado sudor, que mantiene niveles de humedad gracias a las sales minerales y acidifica (manto ácido) controlando el crecimiento de las poblaciones bacterianas habitantes normales de la piel, la muerte de estos microorganismos y su consecuente descomposición producen el olor que normalmente atribuimos al sudor.

El mantenimiento óptimo del pelaje se da por la secreción de las glándulas sebáceas que secretan un serum (suero) alto en proteínas, acidificante y con grasas emolientes; este mal llamado y tan rechazado “sebo” es el mejor tratamiento para mantener el cabello flexible, lustroso, sin enredos, y en óptimas condiciones.

Si hacemos un poco de reflexión,las condiciones de vida del ser humano lo han llevado a buscar tener un cabello suave, sedoso al tacto, delgado y excesivamente brillante; mientras que las características del pelaje de forma natural debían de  ser duro, resistente y protector. Sería recomendable voltear a ver lo que nuestro cuero pide y puede generar para hacer una elección correcta de los productos de uso diario en nuestra piel y cabello.

Hasta la próxima Puebla y sigue tan bella como hasta hoy.

*Productor de imagen

Te puede interesar