19 julio 2019
El Popular

La corte de los milagros

Pero qué necesidad: el IEE sigue manchando el proceso

Por Rodolfo RUIZ. / julio . 10, 2018.

Los consejeros y altos funcionarios del Instituto Electoral del Estado (IEE) tienen la culpa de la versión que desde ayer por la mañana ha comenzado a circular en el sentido de que los cómputos de la elección para diputados locales están siendo manipulados para modificar la correlación de fuerzas en el Congreso local o, para ser más claros, para impedir que los partidos de la coalición Juntos Haremos Historia tengan mayoría.

Digo que los consejeros y altos directivos del IEE tienen la culpa por no difundir los cómputos de esa elección, por negar esa información a los consejeros excluidos de la órbita morenovallista, y por retrasar injustificadamente la asignación de diputados de representación proporcional.

¿Por qué ocultar la información de los cómputos distritales, si los consejeros de cada distrito no sólo ya sesionaron, contaron los votos obtenidos por cada partido y hasta entregaron la constancia de mayoría al candidato a diputado ganador?

La versión extraoficial que corre es que el ex gobernador Rafael Moreno Valle instruyó al ex secretario ejecutivo del IEE, Miguel David López Jiménez, para que encuentre la forma de que los partidos bajo su control que no obtuvieron 3 por ciento de la votación válida efectiva, lo alcancen y puedan participar del reparto de curules plurinominales.

El reto es complicado, pues no sólo se tiene que conseguir el porcentaje, sino cuadrar los cómputos de la elección de diputados, con las cifras que arrojó el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) y con los cómputos finales de la elección para gobernador que el sábado se publicaron.

En otras palabras, el responsable de manipular los cómputos distritales no sólo tiene que aumentar el número de sufragios nulos y de candidatos no registrados, así como la votación del PRD, MC, Panal, CPP y PSI para que estos puedan alcanzar el 3 por ciento de la votación válida y tener derecho a un diputado plurinominal, sino hacer que tales cómputos guarden alguna similitud con los de otras elecciones y con las cifras del PREP.

La hazaña parece imposible, pero la están intentando, de ahí la negativa de publicar los cómputos de la elección de diputados y de atrasar lo más posible la asignación de 13 diputados de representación proporcional.

Ahora sí que como dice el clásico: ¡Qué asquerosidad!

El otro problema es que los candidatos y dirigentes de Morena, el PT y el PES ya se dieron cuenta de la maniobra y han comenzado a descalificar el proceso y a la autoridad electoral responsable de repartir las curules plurinominales.

periodistasoy@hotmail.com

rruiz@e-consulta.com

@periodistasoy

Te puede interesar