20 junio 2019
El Popular

Invitado

Por el triunfo y en contra del fraude electoral

Por Miguel Barbosa Huerta. / julio . 06, 2018.

Miguel Barbosa Huerta

Tenemos conocimiento de que Rafael Moreno Valle y el PAN han contratado grupos de choque para reventar la marcha del próximo domingo 8 de julio y generar violencia para responsabilizarnos; por lo tanto, en un acto de responsabilidad, las direcciones nacional y estatal de Morena, hemos decidido suspender la movilización.

Resulta reprobable la actitud asumida por el dirigente estatal del PAN, Jesús Giles, así como por Eukid Castañón y todo su grupo, al pretender culparnos de hechos violentos que ellos mismos están planeando. Están convocando, a través de redes sociales, a pandilleros y grupos de choque que previo pago, quieran provocar hechos violentos.

Por tal razón, para no poner en riesgo a nadie y ante la falta de garantías por parte de las autoridades estatales, las direcciones nacional y estatal de Morena, hemos decidido suspender la marcha. Seguiremos en el camino de exigir el conteo de todos los votos, donde se confirmará nuestro triunfo expresado en las urnas por los ciudadanos poblanos

Es necesario limpiar la elección en Puebla. Se trata de una exigencia ciudadana que desde el martes, se ha instalado en las calles, en las plazas de la capital y en otros municipios, que pone en evidencia una vez más, el rechazo de la ciudadanía a los intentos de imposición de Martha Erika Alonso como gobernadora y, con esto, extender el estado de corrupción, impunidad y autoritarismo en el que nos encontramos. Si bien los brazos del morenovallismo son muy largos, se extienden como hiedra venenosa por muchos lugares, no puede controlar el malestar y el rechazo que las mujeres y los hombres libres de Puebla expresan a este intento de reelección disfrazada.

El pasado domingo 1 de julio, en una jornada histórica, la sociedad mexicana votó por la transformación profunda de nuestra sociedad. Ganamos de manera contundente la gubernatura del estado, la mayoría de distritos federales y locales, las senadurías, la capital, los municipios más importantes y, por supuesto, la Presidencia de la República. Estamos muy satisfechos con los resultados y, al mismo tiempo, muy ocupados combatiendo, con las armas que nos dan la Constitución y las leyes, el fraude más escandaloso y ruin en la historia de nuestro estado. Piensan que pueden seguir haciendo lo que quieran, se equivocan, el país ya cambió y no se han dado cuenta.

El morenovallismo se aferra con todos sus recursos a la gubernatura. Las formas y mecanismos mediante los cuales ensuciaron la elección, han sido documentados, incluso, algunos de estos hechos, fueron transmitidos en vivo por las redes sociales, como el hallazgo de un “laboratorio electoral” en el Hotel M&M, de la ciudad de Puebla. Desde la jornada electoral y hasta sus últimas y desesperadas declaraciones, los voceros del morenovallismo, personajes siniestros de la política, han manejado una narrativa que tiene como objetivo construir la explicación de su supuesto triunfo. El problema es que, paso a paso, dicha narrativa ha sido desmentida por los hechos y las evidencias que se han encontrado.

No hay crimen perfecto y en materia electoral, menos. Nosotros ganamos la elección para gobernador, nos llevará tiempo limpiarla, pero lo haremos, porque decimos la verdad y actuamos correctamente. Los hechos poco a poco confirman nuestras afirmaciones. Dijimos que el PREP y el conteo rápido fueron manipulados. El martes pasado, en la revisión del laboratorio electoral de Moreno Valle, aparecieron las computadoras con los programas desde los cuales se controló el PREP y se manipuló el conteo rápido.

Dijimos que robaron, clonaron y falsificaron resultados, ahí están las imágenes y las cajas llenas de estas pruebas. Hemos declarado y reiterado que el morenovallismo controla a los órganos electorales, qué más prueba de esto que la presencia de un magistrado electoral en la mapachera descubierta. Al momento de escribir estas líneas, con lo que se lleva del cómputo, hemos recuperado casi 40 mil votos. No les vamos a fallar y mucho menos vamos a desistir en exigir que se limpie la elección.

El morenovallismo se derrumbó, la prueba más elocuente de este hecho son los videos que circulan en redes donde Eukid Castañón, intoxicado y ebrio, afuera del Hotel M&M, habla incoherencias y da tumbos.

@MBarbosaMX

Te puede interesar