24 marzo 2019
El Popular

Invitado

Puebla y sus pueblos originarios

Por Miguel Barbosa Huerta. / mayo . 18, 2018.

En Puebla contamos con una de las más importantes poblaciones de pueblos originarios de México. De acuerdo al INEGI, 11 por ciento de la población de nuestro estado pertenece a una comunidad indígena. Los seis grupos indígenas predominantes en Puebla son: Mixtecos, Nahuas, Otomís, Popolocas, Tepehuas y Totonacas. Cada una de estas comunidades tiene enormes riquezas culturales, su propia lengua y un sistema de creencias prehispánicas.

Lamentablemente, la expansión de las culturas mestizas, la falta de atención y cuidado de los gobiernos y el saqueo de sus tierras al que han sido expuestos por décadas han ido mermando su población. Los malos gobiernos han intentado aniquilar, a través de la omisión, de la falta de políticas públicas y de la expropiación de facto de sus territorios a nuestros pueblos originarios. Es inaceptable mantener en exclusión y en la marginación a las comunidades indígenas de nuestro estado, las cuales han sido tratadas como entidades inexistentes, como una realidad que pareciera han querido mantener escondida, en lugar de promover el hecho de que la multiculturalidad pluriétnica nos enriquece y que ninguna cultura o raza es menos o más que otra.

Como lo decía Claude Lévi-Strauss, en su libro Antropología Estructural: “En el estado actual de la ciencia, nada permite afirmar la superioridad o inferioridad de una raza en relación con otra, si sólo fuera para restituir subrepticiamente su consistencia a la noción de raza, pareciendo demostrar que los grandes grupos étnicos que componen la humanidad han aportado, contribuciones especiales al patrimonio común”.

Debemos eliminar de manera inmediata la discriminación y las asimetrías cada vez más grandes de nuestros pueblos indígenas y dejar de dañar sus patrimonios para favorecer a intereses económicos. Por lo tanto, entre mis acciones de gobierno, después de que la voluntad popular nos favorezca con su voto el próximo primero de julio, una de las prioridades será la reivindicación de nuestros pueblos originarios. En primer lugar, vamos a detener las actividades que los han despojado de sus territorios, para dar paso a la expansión de un sistema económico que destruye el patrimonio común de la sociedad.

Incorporaremos a la Constitución poblana un capítulo referido a “los derechos de la naturaleza”, basados en la propiedad común y el control social de su uso, con la absoluta inclusión de nuestros pueblos indígenas, para que las actividades económicas no impidan el ciclo de reposición natural de los recursos extraídos de ella. Incorporaremos a los pueblos originarios al plan estatal, a los programas regionales y a las políticas municipales de desarrollo, bienestar social y apoyos. Estableceremos los medios para el pleno desarrollo de las instituciones e iniciativas de los pueblos originarios, y en los casos necesarios, proporcionaremos los recursos suficientes para este fin.

Será de la mayor prioridad respetar la importancia que para las culturas y valores espirituales de los pueblos originarios tienen los territorios que ocupan o utilizan, en particular, los aspectos colectivos de esos pueblos. Habrá programas especiales para el desarrollo y bienestar de los pueblos originarios en materia educativa, laboral, médica, cultural y recreativa. En mi gobierno ningún poblano será desprotegido, no habrá injusticias y la identidad de cada persona será plenamente respetada. Tendremos una política de reconocimiento pleno a nuestras comunidades originarias. @MBarbosaMX

Te puede interesar