26 mayo 2019
El Popular

Tómelo con calma

El post debate; quién ganó y quién perdió

Por Fernando MORA. / abril . 25, 2018.

Mucho se ha hablado de que las encuestas son como una fotografía instantánea que no reflejan un momento de la contienda electoral. Hoy la gran incógnita es si el debate influye en el resultado de la contienda o sólo afecta en un momento. Sin duda, el pasado domingo vimos el clásico todos contra el primer lugar, sin embargo, lo que observamos y escuchamos reflejó a un Andrés Manuel prepotente, dueño de la razón que no escucha y se distrae con sus contendientes; un Ricardo Anaya firme, con rumbo y seguro como lo hemos visto en otros debates. Un José Antonio Meade que tiene buenas propuestas, pero no conecta con sus audiencias; y al no romper con Enrique Peña Nieto ni con el priismo carga un lastre que no le permite despegar; una Margarita Zavala que llora por los rincones al carecer de una estructura electoral; y un Jaime Rodríguez que aprovecha y saca ventaja de las situaciones. En fin, vimos mucho de lo que ya sabíamos, nada nuevo o distinto que dé para cambiar el resultado del proceso electoral. Si permite modificar un momento que será importante, en el resumen que lleve al resultado del proceso.

Objetivamente y sin pasiones, observamos a un Ricardo Anaya con fuerza, liderazgo, estrategia y propuestas; un José Antonio Meade con proposiciones fuertes, que sabe lo que podría hacer en caso de llegar, pero que no se sabe expresar y al no romper con el PRI pierde la gran oportunidad de lucir y salir victorioso; un Andrés Manuel con mucho colmillo, que se deja llevar y navegar con la corriente; una Margarita Zavala madura y con experiencia, pero carente de liderazgo y estructura. Así como a un Jaime Rodríguez que no tiene nada que perder, y se la juega entrándole a los temas, como buen norteño. Así, los debates serán un factor más y las victorias o derrotas son batallas que formarán parte del resultado final de la contienda.

Tómelo con atención. Este lunes fueron encontrados los restos de los tres estudiantes de cine desaparecidos en Guadalajara, Jalisco; los alumnos fueron a hacer la tarea en el momento no indicado, a un lugar que no debían.

Para las autoridades se ha vuelto común este tipo de justificaciones; sin embargo, es difícil armar historias tan complejas, como que una tía de uno de ellos les había prestado una casa para realizar una grabación y dicho domicilio era casa de seguridad de un cartel y los adversarios al ver movimiento en el inmueble decidieron confesar a los jóvenes y acabaron por matarlos.

La violencia que vivimos en todo el país nos ha llevado a vivir tiempos adversos y difíciles, en los que pagan justos por pecadores. Las muertes de inocentes ya rebasan todos los antecedentes, y en medio del periodo electoral, será un factor que influirá en el resultado electoral. Sin duda, la estrategia de seguridad ha fallado y lo más grave es que el origen es una gran desigualdad, así como el abandono social. Los jóvenes al igual que muchos adultos, no encuentran oportunidades para su desarrollo y son reclutados por la delincuencia organizada para su operación cotidiana.

El combate a la desigualdad, la corrupción y la violencia, son las tres principales tareas y retos para los contendientes presidenciales, y son rubros en los que deben trabajar todos los grupos políticos sin importar sus banderas ideológicas.

Tómelo con las reservas del caso. Conforme se acercan las elecciones, el peso tiene una mayor volatilidad que se comienza a sentir, el jueves pasado la divisa estadounidense se obtenía a 17.98 pesos y en dos días su depreciación le llevó a ubicarse por encima de los 19 pesos. Los especialistas consideran que de no haber conflicto poselectoral, lo que hasta ahora se ve difícil, pronostican una apreciación de la paridad para el segundo semestre del año en que cerrará 2018 entre 18.25 y 18.75 pesos por dólar.

Te puede interesar