19 junio 2019
El Popular

La corte de los milagros

RMV, posible puente entre Enrique Peña y Ricardo Anaya

Por Rodolfo RUIZ. / abril . 20, 2018.

Dicen que político sin dinero es un pobre político y que político sin estrella es un político carente de futuro.

Ambos adagios aplican al exgobernador Rafael Moreno Valle Rosas, a quien la fortuna podría volverle a sonreír si después del debate presidencial del domingo Ricardo Anaya Cortés sale victorioso, y el candidato del PRI que no es el PRI, José Antonio Meade, se desfonda.

De acuerdo con fuentes altamente confiables, Rafael Moreno Valle podría convertirse en un puente o enlace de comunicación importante entre el presidente Enrique Peña Nieto y el abanderado presidencial de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya.

Las relaciones entre ambos personajes se encuentran rotas, prácticamente fracturadas, después de que Ricardo Anaya dejó entrever la posibilidad de encarcelar al presidente Peña Nieto o algún integrante de su entorno familiar de ganar las elecciones del 1 de julio.

Según esta versión, Moreno Valle sería el promotor de un pacto de reconciliación entre ambos personajes y el artífice de una alianza electoral de facto entre el PRI y el PAN si en el debate presidencial del domingo se dieran los siguientes supuestos:

Que el ganador indiscutible del debate fuera el candidato panista Ricardo Anaya, consolidándose claramente en el segundo lugar de las preferencias electorales.

Que José Antonio Meade perdiera la oportunidad de posicionarse y mostrarse como un político profesionalmente competente y dispuesto a terminar con la corrupción de la clase gobernante.

Que el abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, perdiera el debate y cuatro o cinco puntos, acortándose la cómoda ventaja que hoy tiene sobre sus más cercanos contendientes.

Las premisas de ese escenario no parecen imposibles, como tampoco el hecho de que Peña Nieto puede llegar a un acuerdo con el PAN y su candidato presidencial con tal de cerrarle el paso a López Obrador, quien en los últimos días ha venido cometiendo errores que podrían cobrarle la factura en dos o tres semanas.

Te puede interesar