22 mayo 2019
El Popular

Bregando

Los Toros Hablados cumplen 38 años

Por Jaime OAXACA. / abril . 17, 2018.

Los Toros Hablados, es el nombre de un ciclo de conferen­cias que se realiza en la ciudad de Puebla des­de hace mucho tiempo. Sur­gió en una época que no había plaza de toros, después del derrumbe de El Toreo de Pue­bla y antes de la construcción de El Relicario.

A pesar que la Puebla de los Ángeles siempre ha esta­do involucrada con la fiesta de los toros algunos años la ha pasado con migajas tauri­nas. En 2017, sin ir más lejos, hubo más conferencias que corridas de toros.

 Este año podrían mejorar las cosas.

Por principio de cuentas se abre de nueva cuenta El Reli­cario, es una magnífica noti­cia no sólo para los aficiona­dos, sino para toda la Angeló­polis. El coso de Los Fuertes funcionando genera derrama económica, representa fuen­tes de trabajo para mucha gente, no sólo para toreros.

Existe incertidumbre con el futuro de El Relicario. Aun­que hace unos días se dieron a conocer cinco carteles tau­rinos, en el que destacan tres corridas de toros a iniciarse el próximo viernes. No se sabe si el gobierno lo rentó sólo para la feria o qué diablos. Lo ideal es que funcione todo el año.

Seguramente le habrán invertido buena cantidad de dinero para acondicionar­lo; así que, para recuperar la inversión, la mejor manera es organizar festejos. Taurina y económicamente le hace fal­ta a la capital poblana.

La tauromaquia no es una actividad que deba avergon­zarnos como seres humanos, asusta a algunos porque es bru­tal y cómo no serlo, si dos seres vivos se enfrentan a muerte. La fiesta de los toros no es una actividad inventada. Es consecuencia de jinetes que alanceaban bureles duran­te la invasión de los moros en España, con el correr del tiempo se convirtió en un espectáculo que fue evolu­cionando hasta nuestros días.

Dentro de pocos años se fes­tejarán cinco siglos de la pri­mera corrida efectuada en la Nueva España, fue en junio de 1526, curiosamente antes que se fundara la ciudad de Puebla.

Un ejemplo que la ciudad angelopolitana siempre ha sido taurina, es que acá se otorgó la primera alternati­va, Ponciano Díaz la recibió en 1879. El español Bernardo Gaviño se la concedió.

La ceremonia se realizó hace 139 años, el 14 de abril, en la desaparecida plaza de toros de El Paseo (entre la 5 y la 3 Poniente sobre la 11 Sur, frente al Paseo Bravo). Ponciano Díaz Salinas tenía 21 años de edad. Tomaría otra en Madrid en octubre de 1889. Ponciano nació en la Hacienda de Atenco, Estado de México, el 19 de noviembre de 1858. Falleció el 15 de abril de 1899 a los 41 años de edad.

Fue un ídolo, el grito de sus seguidores se escucha­ba en las plazas: ¡ora Poncia­no! Hasta hicieron un versito que se repetía en aquella épo­ca, mencionando a dos tore­ros españoles:

Yo no quiero a Mazzantini, ni tampoco a Cuatro dedos. Al que quiero es a Ponciano, que es el rey de los toreros.

Como aderezo de los feste­jos taurinos en todo el mundo de tauro se generan activida­des culturales que enriquecen la tauromaquia. Personajes de las bellas artes y del medio tau­rino suelen montar exposicio­nes y hablar de la fiesta brava.

Previo a las corridas de toros de la feria de Puebla, el Grupo Tradiciones y Cultura organizará tres conferencias en el Barrio del Artista, en pleno centro de Puebla Capital, par­ticiparán matadores de toros, periodistas y ganaderos. Esas charlas engordan el caldo.

La única pretensión de las conferencias es crear afi­ción, darles a los asistentes la oportunidad de dialogar y de tomarse fotografías con per­sonajes del medio. En estas charlas se puede convivir con los invitados, se han converti­do en tradicionales, no podría ser de otra forma si Los Toros Hablados cumplen 38 años.

Te puede interesar