21 mayo 2019
El Popular

Stalingrado

Stalingrado

Por Rodrigo ROSALES ESCALONA. / abril . 07, 2018.

El objetivo del presente análisis de la crisis que padece nuestra nación, en donde el desmantelamiento de la soberanía mexicana, tiene profundas raíces e intereses de gobiernos emanados de la tecnocracia neoliberal, en conjunto con castas oligarcas como de la plutocracia, que encallan en la cleptocracia más ruin, tiene su origen con Carlos Salinas de Gortari a la fecha. Por lo cual, el desmembramiento de nuestra soberanía, es planificada con la reforma energética, aunado a oprobiosos fraudes sucesivos. Claro que no están solos en este entramado, porque fue el Fondo Monetario Internacional el que obligó a hipotecar nuestro petróleo a cambio de créditos y el Tratado de Libre Comercio. Tuvieron que pasar 80 años de la expropiación petrolera, donde la paraestatal creada por Lázaro Cárdenas, hoy, es “una mera administradora de instalaciones y empleados” de los grandes consorcios extranjeros.

Pero, ante los últimos acontecimientos de las declaraciones del enfermo presidente norteamericano Trump, que pretende humillar y acorralar a nuestra nación, bajo intereses absurdos del imperialismo norteamericano, así como de militarizar su frontera, excluyendo a nuestros connacionales de todo derecho y legalidad, incluso internacional, bajo el pretexto de que somos un pueblo peligroso e ignorante, el presidente Enrique peña Nieto, luego de errores de apreciación sobre nuestra política externa, no le queda otra que asumir su responsabilidad histórica contra el enfermo Trump.

Trump arremete contra el mundo con medidas de restricciones económicas y arancelarias, que son una intromisión a la violación de acuerdos internacionales, como contra China, quien ya le respondió de igual forma. También fija una posición absurda contra Rusia. Son unos cuantos ejemplos, pero, para nuestro pueblo y nación, donde nos sigue pesando históricamente satura de pesares, agravios y abusos ha sido la relación con Estados Unidos, nuestro muy cercano y distante vecino. No deja de llegar a la mente esa conocida frase, que se le atribuye a Porfirio Díaz: Pobre México tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos. En realidad, fue escrita por Nemesio García Naranjo, intelectual regiomontano. Pretende reforzar un muro fronterizo para “evitar” que entremos a su nación. En los hechos, esa nación imperialista, bajo el yugo económico y político, nos somete a la dependencia económica y política, en contubernio con gobernantes en turno, carentes de identidad firme nacional, provocando miseria y pobreza, desempleo y salarios precarios, así como abandono del campo. Bajo esas condiciones, millones de hermanos y hermanas, son obligados a migrar a la nación de la represión y exclusión. El muro, para el mundo, es un momento particular entre nuestras naciones, lo que marginan, es que, si el imperialismo norteamericano denunciaba, acusaba y enjuiciaba a la ex Unión Soviética, de construir un muro en Berlín, es un hecho aislado en la historia. Por eso, este muro, también es igual o peor que el de Berlín.

Son momentos cruciales y de decisiones para nuestra nación, donde Peña Nieto, está obligado a asumir su compromiso constitucional y patrio, al momento en que emitió su mensaje a la nación:

“Hay algo que, a todos, absolutamente a todos los mexicanos, nos une y nos convoca: la certeza de que nada, ni nadie, está por encima de la dignidad de México”.

Con respecto a Trump, puntualizó que:

“Aquí estamos 125 millones de mexicanos, si usted quiere llegar a acuerdos con México estamos listos, siempre dispuestos a dialogar, si sus recientes declaraciones derivan de una frustración de política interna, diríjase a ellos, no vamos a permitir que la retórica negativa defina nuestras acciones”.

A su vez, reconoce que los cuatro candidatos a la presidencia de la república, también se sumaron al llamado de la soberanía, cuestión que es de dignidad patria, en cuanto a que reconoce que:

“Los mexicanos podemos tener diferencias entre nosotros, y más aún en tiempos de elecciones, pero estaremos siempre unidos en la defensa de la dignidad y la soberanía de nuestro país”.

“El Senado de la República, de manera unánime, condenó las expresiones ofensivas e infundadas sobre los mexicanos, y demandó el trato derespeto que exige una relación entre países vecinos, socios y aliados”.

En general, ya no existe posibilidad de mantener oídos sordos ni ceguera ante la turbiedad del gobierno imperialista norteamericano, cuestión, que tiene antecedentes históricos de mantenernos sumisos, debido a gobernantes formados con mentalidad proclive a dichos intereses gringos.

Daremos seguimiento al tema, bajo la teoría de la “Doctrina del shock en México”, para destapar el por qué y cómo somos un “País Tóxico”.

rodrigo.ivan@yahoo.com.mx

*Analista político y de prospectiva social

 

Te puede interesar