21 septiembre 2018
El Popular

Invitado

Las empresas fantasmas y los fantasmas de Moreno Valle

Por Miguel Barbosa Huerta. / marzo . 09, 2018.

Sigue la pista del dinero y encontrarás, no fantasmas, sino corruptos. Sigue el dinero y podrás descubrir esquemas de negocios que involucran a servidores públicos, con una amplia gama de personajes relacionados con el desvío de recursos, la realización de fraudes y diversas formas de transgredir la ley en su beneficio.

Así se explican las enormes fortunas que esta generación de políticos han amasado de manera ilegal, valiéndose de la impunidad que les permite el poder; me refiero particularmente a varios gobernadores que ya están en proceso y a los que se les abrirán carpetas de investigación cuando hayan terminado sus mandatos.

En este contexto de degradación de la vida pública, las llamadas empresas fantasma se han convertido en un auténtico dolor de cabeza para el sistema de Administración Tributaria (SAT). A mediados del año pasado, diversos medios de comunicación dieron cuenta de que el SAT había identificado a 40 mil empresas fantasmas y, al cierre de 2017, señaló que este tipo de empresas facturan alrededor del 5 por ciento del PIB, lo cual equivale a algo así como 1.4 billones de pesos. Esto ilustra la gravedad de problema y la necesidad de terminar con las empresas fantasmas.

Cuando hablamos de los fantasmas de Moreno Valle, nos referimos a expedientes como el de la ciclopista y la remodelación de distribuidores viales, como el de Hermanos Serdán; a la construcción del  Museo Barroco, el único en su especie que tiene edificio, pero no acervo; a la Rueda de la Fortuna o a la escandalosa y opaca deuda pública.

Pues bien, a esos expedientes hay que agregar, como parte de esta amplia y compleja red de corrupción, lavado de dinero y operaciones financieras de dudosa procedencia, se encuentran los vínculos de Rafael Moreno Valle con la empresa Woonter Well, que por cierto, también está ligada a Ricardo Anaya.

El SAT declaro? empresa fantasma a Woonter Well, la cual fue creada durante la administración pasada, estuvo activa por espacio de tres años y obtuvo contratos por un monto superior a los 24.2 millones de pesos.

Entre otros, destaca el contrato  que le dio el Comité Administrador para la construcción de espacios educativos; esta entidad dio siete contratos con un monto de 9.1 millones de pesos. La empresa incumplió con varios de los compromisos, como por ejemplo, en Yehualtepec y Huachinango.

Esta empresa fantasma también fue la encargada de rotular la imagen del PAN en los transportes públicos durante el proceso electoral de 2016. Se trata de un ejemplo más de la red de corrupción, de negocios fraudulentos y de esquemas financieros opacos, que encabeza el exgobernador Moreno Valle.

Ya se conoce la punta del iceberg, es necesario llegar al fondo. Diversas investigaciones periodísticas dan cuenta de cómo, cuando los representantes de los medios acudieron a la dirección formal de esta empresa y localizaron a las mujeres que supuestamente eran las dueñas de la empresa, ellas simplemente dijeron: “¿Si tuviéramos una empresa, usted cree que viviríamos así?”. Esto apenas empieza. Es la punta de un iceberg que debe investigarse y terminar con la red de corrupción que prevalece en nuestro estado.

 

 

Te puede interesar