16 junio 2019
El Popular

Bregando

Echen la pata pa’lante

Por Jaime OAXACA. / marzo . 06, 2018.

¡Pues no! Todo indica que no será El Relicario el recinto para organizar la feria taurina de Puebla en este año. La situación es alarmante. Faltan dos meses y aún no se define quien organizará las corridas de feria. Armar un serial taurino no es enchílame esta gorda.

Ante la certeza que Acrópolis no dará toros, al menos por el momento, se creyó que existían dos posibilidades para realizar los festejos feria 2018: El Relicario o una plaza portátil.

La opción del coso de Los Fuertes hay que echarla por tierra porque no está en condiciones de que ahí se realice.

Se rumoró que hubo tiradores para conseguirlo: Curro Leal, Pedro Haces, Pablo Moreno Marco Castilla, Mario Zulaica, entre otros. También se menciona que un funcionario le concedió la plaza de Los Fuertes a la dupla Curro Leal y Pedro Haces.

El funcionario tiene mucho que ver con la feria de Puebla, la que iniciará a mediados del mes de abril y terminará a la mitad de mayo.

De ser cierto el rumor, el funcionario en cuestión no está enterado que existe un oficio firmado por Amparo Montoya Obregón, directora de Bienes e Inmuebles, una dependencia de la Secretaría de Finanzas del Estado de Puebla.

La misiva es una repuesta en la que se niega El Relicario a alguien, cuyo nombre omito, que lo solicitó para ofrecer un festejo taurino benéfico. Cito: “Me permito hacer de su conocimiento que el inmueble en mención no se encuentra en condiciones para realizar eventos masivos, lo anterior de conformidad con el Dictamen emitido por la Dirección General de Protección Civil del Estado, por lo que no es posible atender favorablemente su petición”.

Así que aunque de palabra o con un apretón de manos hayan acordado la entrega del coso a alguna empresa, tendrán que decirle que no está disponible para que se realicen las corridas de feria.

La mencionada feria está a la vuelta de la esquina, quienes vayan a realizar las corridas ya están atrasados. Por otro lado, se desconoce cuáles son los daños que sufrió el coso, el dinero que costaría repararlo y el tiempo que se llevaría para arreglarlos. Además, nadie querrá gastarse una buena cantidad de lana por tres o cuatro corridas que se organizarán.

Así que la opción que queda es regresar a las plazas portátiles. La última feria en coso movible la realizó José Ángel López Lima en 1988, en noviembre de ese año se inauguró El Relicario, ahí se realizaron las corridas de feria desde 1999 hasta 2016.

Ya existe la empresa que tiene la posibilidad de efectuar el serial taurino de la Angelópolis, entiendo que ya han visto toros y toreros, como el lugar en donde se colocaría el coso portátil.

Solo falta que los gobiernos, Estatal y Municipal le echen ganas. Acuérdense que las corridas de feria no son únicamente para darles gusto a los aficionados, ofrecen promoción a la ciudad de Puebla en el extranjero y, sobre todo, son generadoras de una gran derrama económica. El pueblo está ávido de actividades donde ganen billetes.

Vamos a tener feria de Puebla, urge que se tomen las decisiones. Venga señores del gobierno, echen lapata pa’lante.

Te puede interesar