26 marzo 2019
El Popular

Invitado

Estar del lado correcto de la historia

Por Miguel Barbosa Huerta. / febrero . 23, 2018.

México está roto. Nadie puede negar que la situación de seguridad, económica y social de México y Puebla se han deteriorado a pasos agigantados. Todos los días nos despertamos con nuevos escándalos de corrupción, noticias de feminicidios, desapariciones y aumento de precios en los productos de consumo básico. ¿Cómo no decir que a México lo han roto sus gobernantes? La crisis que vive el país es producto de décadas de mal gobierno, de gobernadores y presidentes que han antepuesto sus intereses y los de sus familias a la de todos los mexicanos. México está en crisis por estos políticos que ven al Estado como si fuera parte de su patrimonio.

A pesar de lo oscuro que puede parecer el panorama nacional, yo estoy seguro de que los mexicanos podremos construir un mejor futuro. En otros momentos más críticos, los mexicanos hemos logrado reconstruir nuestra nación. Eso es estar del lado correcto de la historia: mirar hacia el futuro e impulsar un cambio basado en la paz y la unidad de México. Las elecciones de este año parecen configurarse en dos polos: uno que representa la política de estos últimos veinte años que nos llevó a la situación actual y el polo que es la transformación de la realidad mexicana.

Estos momentos decisivos no son nuevos en la historia de México. Son momentos en los que el gobierno rompe con la sociedad que dice representar y le da la espalda al pueblo. Entonces, los políticos que representan el statu quo se atrincheran para conservar sus intereses. Sucedió durante las guerras de Reforma, durante la Revolución o, más recientemente, en el 2000 con la llamada alternancia. Quizás, por cercanía temporal, este último momento sea lo más parecido a lo que hoy vivimos. Hace 18 años, el sistema político del PRI como partido hegemónico agonizaba. Muchos mexicanos en ese año apostaron por un supuesto cambio que después fue traicionado.

Hoy, también, un sistema político parece agonizar: el sistema político de las partidocracias, de las burocracias partidistas que se arrogan privilegios. Son estos partidos los que traicionaron la alternancia hace 18 años, son los que desperdiciaron un momento histórico para transformar el país, esos partidos que quieren venderse en la actualidad como una coalición insólita. Esos partidos que promovieron políticas que crearon virreyes en los estados en vez de gobernadores sujetos a control democrático o que implementaron una política de seguridad de guerra y nos arrebataron nuestra seguridad.

El momento histórico nos exige estar a la altura de la crisis que vive México. No es momento de sectarismos, es momento de México y de un futuro basado en la paz. Estar en el lado correcto de la historia es no volver a desperdiciar este momento de transformación. El gobierno panista que asumió la presidencia en 2000 prefirió mantener el andamiaje del PRI para conservar el poder a realizar un cambio profundo. Por eso hoy es necesario construir una coalición amplia de personas que exprese la diversidad y pluralidad que componen a México. Éste es el momento de sumar y construir, México nos lo demanda.

Te puede interesar