25 septiembre 2018
El Popular

Tómelo con calma

Sismos falta de prevención y protocolos

Por Fernando MORA. / febrero . 21, 2018.

El pasado viernes 16 una vez más la mesa central de nuestro país, registró un fuerte sismo 7.2 grados; es el tercer sismo fuerte en 5 meses; sin embargo, no aprendemos de las experiencias vividas, y lejos de contar con acciones ágiles para revisión de inmuebles y atención a estas situaciones de contingencia, parece que no adquirimos conocimientos y debemos continuar con una curva de aprendizaje, que cada día nos cuesta más.

 Esta semana, deberíamos tener instrumentadas acciones breves y ágiles para revisión de cines, restaurantes, centros comerciales, escuelas, oficinas privadas y públicas; en fin que este lunes se iniciaron labores como si el viernes no hubiera sucedido nada; sin duda nuestro país se ha vuelto una zona de actividad sísmica intensa, pero tal parece que a las autoridades encargadas no les incumbe generar acciones preventivas, y mecanismos ágiles que nos permitan reanudar actividades normales, pero en forma segura y ordenada. Aunque los funcionarios de la Ciudad de México presumen su comité de contingencia, y la integración de las delegaciones políticas, no hay manuales, trípticos, u otras herramientas de difusión de acceso a la población, que concreten acciones de capacitación y prevención en la materia.

 Hoy debemos aprender de lo vivido, es urgente atender los edificios que quedaron afectados en los sismos, si es necesario derrumbarlos se debe proceder, y tratar de reubicar en la mejor forma a los afectados que, en muchos casos, llevan ya casi seis meses durmiendo en casas de campaña en las calles; por otra parte, debemos capacitar a peritos que sin necesidad de cumplir con muchos candados, puedan realizar una primera inspección de inmuebles en forma ágil y oportuna, toda vez que los Directores de Obra, no se dan a basto para atender contingencias continuas.

Tómelo con atención

El pasado viernes y tras la emergencia por el sismo de 7.2 grados, el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida voló de Quintana Roo a Oaxaca, para en compañía del gobernador Alejandro Murart, visitar la zona afectada; cuál sería el infortunado escenario, que el área en la que planearon el aterrizaje del helicóptero militar, fue el predio que servía de refugio a las familias. Una vez más la falta de pericia de un piloto, y las malas condiciones para el vuelo, derivó en el desplome de 40 metros de la aeronave, resultados muertas 13 personas, entre ellas dos menores de edad. Fue un verdadero milagro el que se salvaran las autoridades, en caso de que no hubieran estado ahí las 13 personas que amortiguaron la caída, en estos momentos podríamos estar lamentando la muerte de funcionarios, y llegaría a 3 la cuenta de secretarios de Gobernación muertos en accidentes aéreos en diez años.

 Fui un actor directo involucrado en los dos percances anteriores, y no creo en las casualidades, no es aceptable la falta de capacidad de pilotos del Ejército Mexicano, y es lamentable que no se respeten protocolos y procedimientos preventivos y de logística, para evitar este tipo de accidentes. Cuando no hay condiciones para un vuelo, no debe influir la voluntad u orden de un alto funcionario, los pilotos deben atender los procedimientos y cuando no es posible realizar una gira, ésta debe cancelarse. Hoy 13 vidas salvaron al amortiguar el desplome, la vida del secretario de Gobernación, y del gobernador de Oaxaca.

Tómelo con interés

Rectores de cinco universidades públicas del país, se han manifiesto en contra de las restricciones presupuestales del Gobierno Federal, y de la mercantilización de la educación pública. Y es que todos ellos consideran con razón, que no debe haber universidades de primera y de segunda. Durante la sesión especial de inicio del Proceso del Foro de Reforma Universitaria “La Universidad Pública en la Agenda de Desarrollo Nacional”, los recortes de la Universidad Autónoma “Benito Juárez de Oaxaca”, así como de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México; junto con los representantes de la Universidad Autónoma de Nayarit y de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, expresaron con preocupación la precaria situación financiera por la que atraviesan, aún cuando cumplen con los estándares de calidad que les impone la Secretaría de Educación Pública. Definitivamente hay que tener en cuenta que el progreso de un país, va de la mano de la educación, y que hay estudiantes mexicanos egresados de éstas universidades que destacan por su entusiasmo y aplicación, por ello sería bueno quizá recortar recursos en otros rubros, y no castigar al sector educativo que ya de por sí está muy mermado.

Te puede interesar