22 mayo 2019
El Popular

Stalingrado

Lozano pendenciero

Por Rodrigo ROSALES ESCALONA. / enero . 13, 2018.

De acuerdo a la opinión de un psicólogo, el perfil de Javier Lozano Alarcón, nos dice que es violento y pendenciero, porque utiliza la violencia para resolver los problemas que se le plantean en muchos campos de su vida. A su vez, lo identifica como dominante, porque siente una gran necesidad de dominar y una aparente insubordinación puede conducir a la violencia. También ubica que, con frecuencia, el episodio violento viene precedido por una discusión. El especialista en conducta, agrega que este tipo de personas, como pendenciero, es aquella persona que tiene inclinación por las enfrentamientos, peleas y riñas, ya sea en forma de discusiones acaloradas o a través de acciones violentas.

El especialista, abunda que si alguien tiene un impulso por los actos violentos es muy probable que tenga algún tipo de trastorno antisocial de la conducta y, más concretamente, una psicopatía. Las personas con este perfil tienen un problema psicológico y suponen un peligro para sí mismos y para la sociedad. Sin embargo, el seguimiento que hace, denota que generalmente tiene una directa relación con la pendencia, tales como la irritabilidad, la inestabilidad emocional, la ausencia de sentimientos de remordimiento o de culpa.

Son personas que también pueden caer en la manipulación hacia los demás recurriendo a técnicas como la mentira y la deformación de la realidad. Además, tienen dificultades para experimentar un sentimiento claro de culpa, de este modo, no se hacen completamente responsables de las consecuencias de sus actos, así como también la arrogancia y megalómano, por sus delirios de grandeza y esto le lleva a todo tipo de conductas exageradas. Se creen superiores a los demás, mienten sobre su propia realidad y manipulan a los que le rodean. Este tipo de comportamiento es un trastorno de la personalidad conocido como megalomanía.

La megalomanía es una condición psicopatológica caracterizada por fantasías delirantes y una desproporcionada autoestima Desde un punto de vista estrictamente psiquiátrico, los delirios de grandeza son un síntoma de una escasa autoestima o el resultado de una carencia afectiva en la infancia.

En cuanto a su historial político, encontramos que ha desempeñado diversos cargos desde la iniciativa privada a varios gobiernos. Destacamos que, durante el gobierno de Melquiades Morales, fue representante de su gobierno en la capital de la república, para luego buscar la diputación federal, misma que según políticos, ha sido la mayor derrota de todos los tiempos a nivel nacional. Incursionó con Felipe Calderón con quien asumió como Secretario del Trabajo y Previsión Social, por lo que el 30 de junio de 2007 se convirtió oficialmente en miembro del Partido Acción Nacional.

En julio de 2007 fue protagonista del escándalo con el empresario Zhenli Ye Gon, un narcotraficante de origen chino quien acusó a Lozano Alarcón de haberlo amenazado con la famosa frase “coopelas o cuello”. Como titular del Trabajo también fue el responsable de los conflictos con el sindicato minero, de la requisa de Luz y Fuerza del Centro (LFC), lo que generó el conflicto social con el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), y de la quiebra de Mexicana de Aviación, entre otros temas polémicos y que aún generan un enorme malestar social. Instigó para que se reprimiera a la disidencia magisterial.

Ya como aspirante al Senado, fue el encargado de fijar la posición del PAN frente a las declaraciones del expresidente Vicente Fox Quesada, quien abiertamente pidió el voto de los mexicanos para el priista Enrique Peña Nieto.

A su vez, con Rafael Moreno Valle, ha tenido estrecha relación, al grado de que ambos están relacionados con Othón Muñoz Bravo, el Cachetes, detenido por la Marina Armada de México el 20 de agosto en Puebla. El capo huachicolero, conocido como El Cachetes, quien le donó una camioneta de lujo. Con el gobierno de Antonio Gali, fue multiusos, donde supuestamente reforzaría la imagen de Gali. En los hechos, resultó un fardo y piedra en el zapato, al grado de que mejor regresó a su curul.

Entre las tareas encomendadas a su regreso al senado, es servir de esquirol, contra la Constitución y demandas sociales. En el proceso político para elegir candidatos a la presidencia, se mostró enemigo del enemigo de su parón, Moreno Valle, al grado de que cuando Anaya le cierra el camino, Lozano responde acusando a Anaya de dictador. Como Moreno Valle, cuando emite su discurso de que se baja del sueño a la presidencia, Lozano dice evidenciarlo, para renunciar al PAN y ser incrustado una vez más en el PRI, para ser parte de los voceros de Meade.

Si Peña Nieto pretende que Meade gane la candidatura, con Lozano, es como una muela picada, causante de dolor y lágrimas. Entonces, ¿el PRI va a perder?

 

rodrigo.ivan@yahoo.com.mx

*Analista político y de prospectiva social

Te puede interesar