16 febrero 2019
El Popular

Contrastes

Lenta, muy lenta la reconstrucción en Puebla

Por Carlos GÓMEZ. / noviembre . 22, 2017.

La percepción que se vive en los municipios poblanos afectados por el sismo del pasado 19 de septiembre es que la reconstrucción y la reactivación económica ha sido lenta, muy lenta.

Hay varios factores que deben tomarse en cuenta en esta lentitud que agobia a decenas de familias que lo perdieron casi todo o todo.

El primero de ello es que otra vez el gobierno del presidente, Enrique Peña Nieto, no ha estado a la altura de las circunstancias y los sismos ocurridos el 7 y 19 de septiembre rebasaron su gobierno.

El segundo factor es que la estrategia de nombrar a Juan Carlos Lastiri como el representante del Gobierno Federal para la reconstrucción en Puebla fue contraproducente.

No es benéfico para nadie que un aspirante a la gubernatura de Puebla sea el responsables de un programa tan importante como es la reconstrucción.

Sus propias aspiraciones políticas rumbo al 2018 lo distraen y cada paso que da se ve con total desconfianza por parte de los afectados por su intereses políticos.

Un tercer factor es el hecho de que el Gobierno del Estado nombró a Eugenio Mora Salgado como el encargado del proyecto, pero su perfil, su timidez, su falta de canales de comunicación no permiten conocer si hay o no avances.

Eugenio Mora está muy lejos del papel de un funcionario que puedan informar con oportunidad los trabajos de la reconstrucción.

Su silencio, la falta de noticias diarias y el perfil de Eugenio Mora incrementan la percepción de que se hace muy poco en favor de los afectados del sismo.

Un cuarto factor es lo que ocurre con los presidentes municipales que tampoco han dejado en claro cuál es su papel en estos proyectos de reconstrucción.

Todo indica que sólo están a la espera de los recursos estatales o federales pero no hacen mayores esfuerzos por la reactivación económica local.

Además de que la sociedad demostró su total desconfianza hacia las autoridades en estos dos meses.

Los primeros días después de los sismos del 7 y 19 de septiembre se vivieron muestras de solidaridad en el pueblo mexicano y poblano.

Sin embargo, esas muestras de apoyo no duraron ni dos semanas y hay muy pocos casos que siguen con su interés real.

No obstante, la gente ya no ayuda porque no confía en el Gobierno y han dejado de apoyar a los damnificados.

Todos estos factores influyen de manera negativa en el lento trabajo de la reconstrucción.

gomezcarlos79@gmail.com

@gomezcarlos79

Te puede interesar