26 mayo 2019
El Popular

Tómelo con calma

Tómelo con calma

Por Fernando MORA. / noviembre . 10, 2017.

  • Excesos en el Congreso de la Unión.
  • Defendiendo lo indefendible?
  • El retos de la reconstrucción ante el proceso electoral.

 

A lo largo de los últimos años uno de los temas más álgidos en la discusión, ha sido el exceso de gastos en salarios de asesores, personal de seguridad, alimentos, servicios de comunicaciones y gasolinas en el Congreso de la Unión. Ante los ajustes presupuestales en los gastos de la administración pública, poca o nula ha sido la reacción del Congreso. Incluso ante la situación de contingencia tras los sismos del mes de Septiembre, mínima fue la cooperación de los legisladores para apoyar a las familias afectadas que perdieron sus viviendas en varias entidades federativas.

 

Esta semana ha quedado al descubierto que el Senado de la República, gastó 5 millones 107 mil 624 pesos, en becas para que 85 diputados, senadores, asesores, y funcionarios de ambas Cámaras del Congreso, pudieran cursar estudios de posgrado en instituciones de México y España; lo que si bien se justificaría en aras de profesionalizar el trabajo legislativo, al no existir como tal un servicio de carrera en este ámbito, poco beneficia el capacitar ya no digamos a los legisladores, sino a asesores y personal de apoyo, que en lapsos de 3 o 6 años dejan de prestar servicios para el poder legislativo, y sólo enriquecen su formación personal y currícula.

 

Por otra parte y a propósito de gastos elevados en el Congreso de la Unión, el PRI en la Cámara baja, justificó como un "derecho" de los diputados federales, recibir 864 mil pesos extras, en lo que será una despedida millonaria con cargo al erario. Lo que de nueva cuenta hace que el costo del Poder Legislativo sea altísimo, y los resultados muy pobres cuando se analizan las horas de sesión y trabajo legislativo real, y el gran rezago en iniciativas y labores en comisiones. En fin, una vez más se observa poco sentido social ante la grave situación que vive Me?xico.

 

 

Tómelo con interés.- El líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, minimizó los señalamientos que vinculan a los hermanos Humberto y Rubén Moreira, ex y actual Gobernador de Coahuila, con Los Zetas. Esta semana un organismo académico de investigación de la Universidad de Texas, señaló a varios ex gobernadores vinculados con la delincuencia organizada en el patrocinio de campañas políticas, a cambio de permitir la libre operación en sus entidades. Uno de los graves problemas que en los últimos dos años ha enfrentado el Partido Revolucionario Institucional, ha sido los señalamientos de corrupción, falta de transparencia, y nexos con bandas de la delincuencia organizada, lo que ha generado malestar aún al interior de las bases del propio partido; distintos grupos de priistas se sienten ofendidos y molestos por los señalamientos que afectan incluso a militantes y ex dirigentes del partido. No se entiende la posición de Ochoa Reza, para salir a defender lo indefendible.

 

Tómelo con atención.- Los daños generados por los sismos del 7 y 19 de Septiembre pasados, han dejado una ardua tarea de reconstrucción por delante en los estados de Morelos, Oaxaca, Ciudad de México, y sobre todo, Chiapas, que por la dispersión 3 mil localidades en 118 de sus 122 municipios es la más difícil; llevará muchos meses el proceso, en los que también se desarrollarán campañas electorales, elecciones, renovación del Congreso federal, 128 Senadores y 500 Diputados, así como  28 congresos locales, nueve gobernadores, y un nuevo Presidente de la República. El gran reto será que las acciones y programas de reconstrucción no se politicen, y no se vuelva la ayuda un motín electoral.

 

Twitter: @Fernando_MoraG

Facebook: Fernando Antonio Mora

*Maestro  en  Comunicación  Institucional  por  la  Universidad Panamericana. 

*Socio Fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

* Presidente de la Fundación Fernando Mora Gómez por la Libertad de Expresión

Te puede interesar