17 junio 2019
El Popular

Tómelo con calma

Tómelo con calma

Por Fernando MORA. / noviembre . 03, 2017.

  • Libertad Inexistente
  • Golpe al Derecho de las Audiencias
  • Eliminar la Colegiación Notarial, atenta contra la fe pública

En un contexto tan complejo como el que ha vivido nuestro país en los últimos 20 años, la palabra libertad ha perdido sentido y significado; la libertad parece inexistente; más aún la Libertad de Expresión, ya que no se puede ejercer un periodismo libre cuando de manera sistemática, se están violando los derechos que protegen nuestra expresión y el ejercicio profesional.

La violencia en este periodo se ha recrudecido en algunas regiones del país, volviéndose cínica y desinhibida. Ejemplo de ello, es que el presente año ha sido histórico, alcanzando ya más de 14 periodistas asesinados, además de que el gremio periodístico ha sido objeto de múltiples abrasiones dentro del territorio nacional.

Esta violencia desbordada, no sólo se manifiesta en ataques y homicidios a periodistas y comunicadores, sino, también, en otros aspectos como lo son: la exclusión de los grupos marginados para acceder a la información, las leyes que cuestionan la calidad de los periodistas en lugar de protegerlos, más leyes que buscan restringir el conocimiento de la historia, como el nuevo sistema de justicia penal acusatoria; así como la vigilancia y espionaje dirigido a defensores de la libertad de expresión, periodistas y activistas de derechos humanos, ocurrido por instancias gubernamentales.

Tómelo con atención.- La Reforma Constitucional en materia de Telecomunicaciones aprobada en 2013, estableció como facultad del Instituto Federal de Telecomunicaciones  emitir los lineamientos que garantizarán el derecho de las audiencias. En 2016, el IFT, emitió los lineamientos que contemplaban la elección de un defensor de la audiencia, ante quien los ciudadanos podrían quejarse sobre los contenidos difundidos por los medios de comunicación (Radio y Televisión).

El pasado 26 de octubre, el Senado de la República, pese a sortear una grave crisis que impidió tener acuerdos para la destitución, o reintegración del titular de la Fiscalía Especializada en materia electoral, si logró un acuerdo para que mientras la sociedad estaba distraída en temas de crisis legislativa, votar cambios a la Ley Federal de Telecomunicaciones, que dejan indefensa a la audiencia y que podrían propiciar irregularidades. Dichas modificaciones dejan la función de control de contenidos en las propias concesionarias (autoregulación); lo que acaba con el derecho de las audiencias.

Así las cosas, ahora cada concesionario emitirá su propio código de ética, y a su elección designará un defensor de la audiencia, a modo, para así no asumir un compromiso ante la sociedad por los contenidos que se difunden.

En términos de la Reforma Estructural en materia de Telecomunicaciones, los concesionarios estaban obligados a diferenciar entre los contenidos noticiosos, de las opiniones y la publicidad dentro de la programación. Los Lineamientos Generales sobre la Defensa de las Audiencias, prohibían transmitir publicidad o propaganda presentada como información.

La Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI), ha destacado: “la supuesta libertad de expresión de los concesionarios no es superior al derecho a la información de las personas, a recibir información veraz y objetiva, que no se garantiza con la autorregulación que propone la minuta”.

Así, la contrarreforma aprobada en el Senado de la República con el voto de 72 Senadores a favor, 13 en contra, y 3 abstenciones, elimina la obligación de los concesionarios a diferenciar con claridad la información noticiosa, de las opiniones y la publicidad.

Aunque los cambios obligan a los concesionarios a abstenerse de transmitir publicidad o propaganda presentada como información periodística o noticiosa,  los mecanismos para “evitar que incurran en esta práctica”, se dejan a elección de los propios concesionarios, a través de sus Códigos de Ética.

Tómelo con atención .- Notarios públicos del país se han manifestado en contra de las recomendaciones impulsadas por la Comisión Federal de Competencia Económica para modificar el marco legal y los requisitos que regulan la actividad notarial.

Ignacio Morales Lechuga, notario 116 de la Ciudad de México destacó que la profesionalización y el proceso selectivo como medida para incrementar el número de notarios deja en manifiesto el profundo desconocimiento que la Cofece tiene acerca de esta función.

 

Twitter: @Fernando_MoraG

Facebook: Fernando Antonio Mora

*Maestro  en  Comunicación  Institucional  por  la  Universidad Panamericana. 

*Socio Fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

* Presidente de la Fundación Fernando Mora Gómez por la Libertad de Expresión.

Te puede interesar