21 septiembre 2018
El Popular

La Moviola

Coco: muerte y olvido

Por Noé IXBALANQUÉ BAUTISTA. / noviembre . 01, 2017.

Para algunos pensadores como Jaques Derridá, hay un miedo más grande que la llegada de la muerte, la inevitable muerte. Este miedo es al olvido; es decir, el fin de un mundo, que no del mundo. El ser humano, para vencer a su propia muerte, dice Derridá, deja huella con la creación. Son los objetos y los actos vistos como creación lo que permite al ser humano trascender su propia muerte y con ello evitar el olvido. El sentido de vida está en tal pulsión, la pulsión de la muerte como le llama el filósofo argelino. Es esta reflexión la que subyace en la historia Coco (EU, 2017) la cinta de animación de Disney Pixar dirigida por Lee Unkrich y por Adrian Molina.

Esta cinta nos presenta la historia de Miguel, un niño que habita en un pueblo mexicano y que es la quinta generación de una familia de zapateros que odia la música debido al abandono familiar del tatarabuelo. Sin embargo Miguel ama la música y desea con todo su corazón ser como Ernesto de la Cruz, el fallecido ídolo musical de todo México. En el día de muertos, Miguel reniega de su familia que le niega toda relación con la música y desesperado roba una guitarra del mausoleo de De la Cruz, hecho que lo llevará al mundo de los muertos, cuyo puente de acceso está abierto una vez al año. Allí conocerá a sus antepasados y la verdad de su familia.

Amén de que la estrategia comercial de Disney, poco ética hay que decirlo, es monopolizar la exhibición e impedir que otras cintas de grandes casas productoras se  estrenen simultáneamente para también competir por la taquilla, la cinta satisface las expectativas que ha generado en películas anteriores a partir de la calidad técnica de sus animaciones y con sus historias bien construidas con temas bien definidos y con premisas que exploran el sentido de lo humano, eso que llaman los incautos “mensaje”. En Coco se puede apreciar un gran trabajo de investigación etnográfica en torno a la tradición del día de muertos en México, tradición única que llama la atención internacionalmente y que poco a poco está conquistando al mundo.

Si bien no deja de ser la visión de lo mexicano por ojos extranjeros, con una estética que se inclina por el exceso de colores y sonidos, diferente por ejemplo, a la perspectiva esteticista, de aires europeos, de la festividad de muertos presentada en la secuencia inicial de la cinta Spectre (Sam Mendes, EU/RU, 2015) de la franquicia de James Bond, que generó la “tradición” de un desfile en la CdMx, al más puro estilo estadounidense.

No, , a la estructura de la familia extendida que convive en un mismo espacio, a las casas con patio central de tierra donde ocurre la interacción familiar y a los altares de muertos donde lo importante es no olvidar. Disney Pixar regresa a ese México que se está diluyendo, que aún existe, pero en comunidades olvidadas que aún mantienen viva esa cultura que solamente vemos en las pantallas de los cines creadas por extranjeros.

Nuestra tradición de muertos es una tradición de amor a la vida de nuestros antepasados, de su legado y a quienes mantenemos vivos en nuestra memoria y que concretamos en sus ofrendas llenas de flores de cempasúchil y con las cosas que usaron el vida, con la comida que les preparamos, con sus bebidas favoritas y por supuesto, con sus fotos. Es lo que los mexicanos hacemos para no olvidarles, para no permitir que el olvido borre toda existencia de ellos, la familia que regresa una noche al año para estar con nosotros. Es lo que Derridá tal vez no conoció a cabalidad, para saber a ciencia cierta que en México la muerte es superada por el recuerdo festivo de los vivos una vez al año.

Con algunas fallas argumentales como la llegada de Miguel al mundo de los muertos, Coco es la reflexión de que el mundo de la muerte es dichoso, es fiesta, es música y color, y que todo dolor ante la muerte es superada por esa idea. Coco retoma ese espíritu de la cultura mexicana y reflexiona, al estilo de Derridá, que solamente hay algo peor que la muerte: el olvido.

 

Te puede interesar