17 junio 2019
El Popular

De frente y de perfil

Bandos divididos

Por Ramón ZURITA SAHAGÚN. / septiembre . 04, 2017.

Ubíquelos como quieran. Los malos de un lado y los buenos del otro. AMLO contra los demás, el bando lo deciden los de uno y otro lado.

La división es real y la contienda presidencial que inicia el próximo 8 de septiembre ya está polarizada y serán los electores los que definan a su próximo presidente de la república.

Por lo pronto, el propio ejecutivo federal lanzó una advertencia con rumbo al 2018. “Se corre el riesgo de ceder a un modelo fracasado”.

Claro que se abstuvo de dar el nombre del destinatario, pero los que interpretan entre líneas los mensajes políticos quedó claro que el frente de lucha está abierto. De un lado los pejistas y del otro los antipejistas.

Tres situaciones dan cuenta de lo intenso que serán las campañas políticas en busca del triunfo electoral en 2018. Primero la negociación para que los panistas asumieran la presidencia del Senado, sin importar fracturar la bancada y la estructura interna de este partido y segundo el mensaje presidencial.

En lo primero se aprecia que el golpeteo contra el dirigente nacional del partido, Ricardo Anaya Cortés, fue pactado con el aval de algunos personajes importantes que militan en este organismo político y que las filtraciones sobre su fortuna conllevan su debilitamiento como aspirante presidencial.

Curioso resulta que los cinco únicos senadores que apoyaron la nominación de un panista para presidente de la mesa directiva del Senado hayan sido, todos ellos, principales colaboradores del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.

Salvador Vega, secretario de la Función Pública; Javier Lozano, secretario del Trabajo; Roberto Gil, secretario particular del presidente de la república; Jorge Luis Lavalle, candidato al gobierno de Campeche y el propio Ernesto Cordero, titular de Sedesol y de Hacienda, todos en la administración de Felipe Calderón y cercanos al proyecto de candidata presidencial de Margarita Zavala.

El segundo fue la sentencia presidencial de no permitir el regreso a un modelo fracasado, el del eventual populismo de López Obrador, un proyecto priista del pasado enraizado en Luis Echeverría.

La tercera situación que empieza definir los bandos hacia el 2018 es la ya cantada separación, pero convertida en realidad, de René Bejarano, su esposa Dolores Padierna y su grupo del PRD y su respaldo al proyecto de AMLO.

Dolores es la segunda coordinadora de la fracción perredista en el Senado de la República que abandona el barco. El primero fue Luis Miguel Barbosa.

Con todo y ello, los perredistas se sienten confiados en mantenerse del lado adecuado, como señaló el jefe de gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, el que dijo que en el PRD hay que estar por voluntad.

Claro que lo que no aclaró el propio Mancera es que él no está en el PRD ni por voluntad, ni en contra de ella, sino solamente busca de su protección y sus siglas para cumplir con su ambición de ser candidato presidencial.

Lo difícil de ello es que los perredistas se van quedando solos y que el respaldo que le pueden dar al jefe de gobierno será simplemente testimonial.

Hasta el momento, son más los perredistas que se pasan a las filas de Morena y de seguir esta tendencia en poco tiempo el sol azteca se quedará con un puñado de militantes.

La contienda presidencial aún no inicia y el escenario se encuentra en plena ebullición.

El dirigente nacional de Morena y prospecto presidencial de ese partido, rechazó los señalamientos que ubican una similitud entre su proyecto y el e Maduro en Venezuela.

López Obrador encabezó el Acuerdo Político de Unidad por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México, en la capital del país, en los que calificó de calumnias los dichos expresados por el presidente Peña Nieto con motivo de su Quinto Informe de Gobierno.

El dirigente de Morena advirtió que habrá espacio para todos, cuando gane la presidencia de la república, en un claro mensaje para aquellos que ambicionan una candidatura.

Y aunque faltan unos días para que año electoral se declare iniciado, las pugnas entre protagonistas, las deserciones, los ataques entre unos y otros se encuentran en pleno apogeo, falta ver qué sucede en las siguientes semanas, cuando los partidos deban definir los nombres de sus respectivos candidatos.

Hasta ahora, los nombres siguen siendo los mismo, unos con mayores posibilidades que otros, aunque el rubro de independiente va quedando rezagado, ya que los nombres más mencionados se encuentra alejados de los partidos que encabezan, por el momento, las preferencias.

Si acaso se mantiene la duda si Miguel Ángel Mancera irá en busca del respaldo del PRD o si este partido se suma al Frente Opositor o si el jefe de gobierno se declarará candidato independiente, al ver la pobreza existente en este renglón, donde los nombres de Armando Ríos Piter, Jaime Rodríguez Calderón, Gerardo Fernández Noroña, Pedro Ferriz de Con y Emilio Álvarez Icaza, entre otros, no impactan entre los posibles electores.

Claudia Sheinbaum se deslinda

Lo de Carlos Imaz en un capítulo resuelto, aclaró Claudia Sheinbaum, futura candidata de Morena al gobierno de CDMX, quien dijo que el ex perredista ya no es su pareja sentimental.

El capítulo Imaz fue resuelto en tiempo y forma, señaló la todavía delegada en Tlalpan, sobre aquella situación en que el entonces delegado fue video grabado recibiendo dinero del empresario Carlos Ahumada, el que presuntamente sería entregado a la presidenta nacional del PRD, Rosario Robles, hoy secretaria de Sedatu.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Te puede interesar