21 mayo 2019
El Popular

Stalingrado

Mitos engarzados

Por Rodrigo ROSALES ESCALONA. / agosto . 26, 2017.

En la entrega pasada, dimos cuenta de cómo, a través de la historia de la humanidad, se han generado mitos, con el fin de poder dar una explicación sobre eventos naturales y comportamientos humanos, que se carece de una explicación científica fundamentada. En el transcurso de las civilizaciones, los mitos sirven para evadir, confundir, sembrar miedo…, entre la sociedad, para cubrir algún acto político o de gobierno, que implica corrupción o inducir y persuadir miedo.

Citamos el caso de El Chupacabras, durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, que sirvió para distraer a la sociedad, para que no atienda las críticas en contra de las políticas, sobre el gran inicio de la privatización de bienes nacionales, de la represión y crueldad con la que se actuó, para ir sembrando que es “por el bien del desarrollo nacional”. El punto medular, es que el neoliberalismo tecnócrata nos despoja de soberanía, comprimiendo o empobreciendo a la mayoría de la población, restando o manipulando derechos laborales, sociales y educativos.

Ernesto Zedillo es la comparsa que se benefició y enriqueció de igual manera que Salinas, sin separarnos de Vicente Fox y Felipe Calderón, quienes forman parte de la cleptocracia, que llegan al poder en un juego de complicidades, simulando democracia, que, en los hechos, cubren a la nación de muerte y desaparecidos, ya sea como producto del crimen organizado o como método de ejecuciones de líderes sociales y periodistas. Cada periodo sexenal se cubre de sangre social.

Entre estos periodos, se nos sembró de mitos urbanos, de leyendas que son tapaderas de la corrupción e impunidad. Cuando se les señala que no respaldan a la justicia y sí la usan como instrumento para justificar sus latrocinios, nos invaden con distractores o miedo. Empero, movimientos sociales que no caen en esa red de mitos por parte de mitómanos, al exigir justicia, se encarcela a la disidencia social.

Tenemos el caso Oceanografía, es paradigmático e ilustra claramente la forma de operar de empresas proveedoras de Pemex para obtener contratos mediante licitaciones manipuladas o asignaciones directas injustificadas, siendo que Fox y su esposa Marta Sahagún, también a Juan Alberto y Manuel Bribiesca Sahagún, hijos de la esposa de Vicente Fox, y a Guillermo Sahagún Jiménez, hermano de la señora Marta, quienes cabildeaban en Pemex con el fin de conseguir contratos para dicha empresa. Son miles de millones de pesos los defraudados, cuestión que llega con Calderón y Peña Nieto. Si la capacidad de sorprendernos no se ha perdido en el país, éste es un caso escandaloso, no sólo por el engaño sistemático para obtener préstamos millonarios, sino por los funcionarios públicos y ejecutivos involucrados.

En este sexenio de Enrique Peña Nieto es donde ocurren mitos, luego de que cada paso gubernamental deja al descubierto que la cleptocracia llegó para saquear a la nación, valiéndole que la pobreza de todo sea el sustento nacional. Porque lo mismo que hizo Calderón en desviar la atención con los miles de muertos y desaparecidos por su “guerra contra el narcotráfico”, para realizar los mismos actos que Fox, es decir, saquear a la nación, como reprimir al pueblo; con Peña Nieto, el sistema cleptócrata no tiene fondo.

Su administración arrastra los mismos pecados que Calderón, sumando miles de muertos y desaparecidos, así como periodistas ejecutados. Entre ellos, exgobernadores que están en prisión o perseguidos por actos de corrupción y relacionados al crimen organizado, siendo Javier Duarte uno de ellos, mientras que de César Duarte se ha estancado su caso, permaneciendo en la oscuridad.

Este gobierno es de amigos, no del pueblo, porque, ante la presidencia de Donald Trump, nuestra soberanía y derecho internacional está borrada y sometida, al grado de que nos ha dado instrucciones de que votemos en contra de Venezuela bajo el pretexto de violar la democracia. Cinismo puro porque, en México como en Gringolandia, se viola sistemáticamente.

rodrigo.ivan@yahoo.com.mx

*Analista político y de prospectiva social

Te puede interesar