17 julio 2019
El Popular

De frente y de perfil

El paseo de Ruiz Esparza

Por Ramón ZURITA SAHAGÚN. / agosto . 23, 2017.

¿De qué sirven las comparecencias de los servidores públicos ante el Poder Legislativo? De nada, los funcionarios acuden cuando se les da la gana y responden lo que quieren, regularmente con preguntas a modo.

Una vez más, un miembro del gabinete presidencial se presenta ante los congresistas y lo único que le preocupaba era la desmañanada por la hora en que inició la presunta comparecencia.

Eso sí, su presencia sirvió para convocar a un gran número de legisladores que de otra forma no irían al Senado y para que el titular de la SCT pasease a gusto por el moderno edificio en que se ubica la llamada Cámara alta.

Gerardo Ruiz Esparza atendió la invitación de los senadores, para explicar un episodio ocurrido un mes y diez antes, en que dos personas murieron por la negligencia de las autoridades en todos los sentidos.

Primero cayeron en una profundidad del llamado Paso Exprés, una ampliación de la autopista México-Acapulco, en la zona de Cuernavaca y pudieron ser rescatados con vida, pero la falta de auxilio provocó que horas después murieran asfixiados.

Desde entonces se dijo que la carretera estaba mal terminada e inició el peloteo entre autoridades que se lanzan responsabilidades unos a otros, los federales a los estatales y de regreso.

La realidad nos dice que la tragedia se produjo debido a que el trazo está mal hecho y que alguien incumplió con su trabajo, al no hacer caso de las varias advertencias sobre deficiencias.

También que las autoridades estatales precisan que advirtieron de ese mal trazo y los problemas que traería, mostraron documentos y nada. La situación sigue igual.

Los constructores se deslindan de la responsabilidad de un tramo de carretera construido en más tiempo de lo planeado y con un gran incremento en el costo y aún así, se produjeron deficiencias.

Ayer el secretario de Comunicaciones y Transportes se presentó ante los senadores para asirse del cargo, al que no piensa renunciar, de ninguna forma. No es momento de abandonar el barco, dijo ante la petición de que deje el cargo.

Tranquilo, sereno, sin grandes complicaciones, Ruiz Esparza se salía de algunas escaramuzas y repetía que hay que encontrar responsables de lo sucedido, aunque una y otra vez deslindó a la dependencia.

Mi responsabilidad, dijo, es deslindar responsabilidades. Creo que no es responsabilidad, en un momento dado, dejar el barco a media agua. Tiene que haber responsabilidades desde el secretario, las empresas, los supervisores, los coordinadores y todo aquel que tuvo que ver con esto, precisó el muy responsable secretario.

La comparecencia ante los senadores se pudo considerar como un paseo tranquilo para el funcionario que aprovechó para responder a otros temas que le fueron planteados.

Es decir, hay Ruiz Esparza para mucho tiempo y todos aquellos que confiaban en que su salida de la SCT tranquilizaría el escenario sobre lo ocurrido en el Paso Exprés, quedarán frustrados.

Eso sí, el titular de SCT dejó en claro que las empresas constructoras del Paso Exprés, Aldesa y Epccor, deberán asumir su responsabilidad si cometieron errores y omisiones, por lo que habrá que estar pendientes de lo que dicte la autoridad.

Explicó que fueron los peritos independientes quienes señalaron “posibles responsables”, apuntando a la constructora Aldesa por no construir el embovedado de la alcantarilla de la obra, y al gobierno de Morelos por no realizar las tareas de recolección de basura correspondientes, que llevaron al taponamiento de la alcantarilla con desechos.

Y es que el gobierno de Morelos mostró documentos en los que señalaba que las autoridades federales fueron advertidas del problemas que se podría presentar (se presentó, finalmente) de no revisar las fallas.

Uno de los temas principales que aludieron los senadores fue el referente a la indemnización, que más de un mes después no ha cubierto la dependencia.

Los legisladores cuestionaron la tardanza de indemnizar a la familia de Juan Mena López y Juan Mena, quienes cayeron a bordo de su vehículo en el hundimiento originado en la obra. El secretario Ruiz Esparza indicó que no ha habido algún acuerdo con la familia hasta el momento.

¿Cómo se indemnizará? Yo creo que es un tema que habrá que dialogarlo con la familia, yo creo que es un tema que la familia tiene en sus manos la decisión, no es un tema que se pueda resolver tampoco por voluntad, sigo ofreciendo mis mejores servicios, formas de que la secretaría se ponga a las órdenes de la familia”, contestó el funcionario.

Sin embargo, el abogado de la familia Mena López establece que se trata de presionar a los deudos para que acepten, sin reparo alguno, la indemnización que les ofrece la dependencia y que incluso el secretario intentó presionarlos.

En total, la comparecencia del titular de la SCT no dejó nada en claro, ni sirvió para gran cosa, más para que Ruiz Esparza manifestara que no se irá de la secretaría, porque es un hombre responsable (¿?).

Callejo el hombre de confianza

Óscar Raúl Callejo Silva es el subsecretario de todas las confianzas del titular de la SCT, lo es desde los tiempos en que trabajaron en conjunto, uno como titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en el Estado de México y el otro como delegado de la SCT en esa entidad.

Callejo en aquel entonces panista (no sabemos si lo sigue siendo) fue un estupendo colaborador de Ruiz Esparza, por lo que fue invitado a sumarse al equipo de la SCT federal, donde desplazó a Raúl Murrieta Cummings en la subsecretaría de Infraestructura.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Te puede interesar