26 marzo 2019
El Popular

Tómelo con calma

Alejandro Moreno entrega buenas cuentas

Por Fernando MORA. / agosto . 09, 2017.

El pasado lunes Alejandro Moreno Cárdenas, Alito, rindió su segundo informe de gobierno en Campeche. La convocatoria logró la asistencia de 20 gobernadores, senadores y diputados federales y la crema y nata de la clase política de nuestro país.

Sin duda la capacidad negociadora de Alito, y el liderazgo se ha traducido en la pluralidad de los asistentes. Moreno Cárdenas entrega buenas cuentas para sus paisanos y este martes se refrendó su liderazgo, al arribar Enrique Peña Nieto para poner en marcha el Mega Drenaje Pluvial, una demanda de muchos años para la Ciudad de Campeche, y un compromiso de Peña Nieto en su campaña en el 2012.

Todo indica que el gobernador de Campeche será un factor determinante de liderazgo y negociación rumbo a 2018; por lo que no hará huesos viejos en su entidad, y se habla de que en las próximas semanas podría emprender una nueva aventura política que le llevará a buen puerto.

Tómelo con atención

Al paso de las semanas han ido quedando al descubierto no sólo deficiencias en el Paso Expréss de Cuernavaca. Son muchas las obras del gobierno federal en la actual administración, en las que queda evidenciada la mala calidad, la falta de estudios técnicos y de impacto ambiental; así como la calidad de los materiales empleados.

Las premuras nunca han sido buenas consejeras, y las agendas de la SCT han derivado en malas obras que caracterizarán por muchos años a la gestión de Gerardo Ruiz Esparza.

El fin de semana pudimos constatar las deficiencias desde la autopista urbana sur, en la que se observan desniveles y malos acabados; como en el Paso Expréss de Cuernavaca que permaneció cerrado en el sentido Ciudad de México-Acapulco. En contra flujo el tráfico desde el Socavón, hasta la caseta de Tequesquitengo era interminable. Sin duda para los usuarios de la carretera y los habitantes de la Ciudad de Cuernavaca, las obras de esta administración han dejado una huella de impunidad, corrupción e ineficiencia que nunca se olvidará.

Tómelo con festejo

El fin de semana en el Barrio del Carmen del Centro Histórico de la Ciudad de México, el restaurante taurino El Taquito cumplió un siglo, destacando que en estos años nunca cambió su ubicación, ni el nombre ni de propietarios. En 1917 El Taquito comenzó operaciones en la calle del Carmen; un puesto que atendía Concepción Rioja y su esposo Marcos Guillén. El restaurante se convertiría en un referente al recibir la visita de presidentes de México y otros países; artistas, bohemios y toreros hicieron de El Taquito no sólo un restaurante, es considerado una galería cultural por los cuadros taurinos y fotos en sus paredes, así como por la muestra gastronómica que presenta a quienes acuden a sus instalaciones.

Orgullosamente formó parte de la dinastía Guillén, y nunca podré olvidar el grito “Venga Matador” de mi abuelo Enrique Guillén Rioja, ante una buena noticia o logro alcanzado. Así es como en este 2017 se festeja el legado familiar.

 

@Fernando_MoraG

*Maestro  en  Comunicación  Institucional  por  la  Universidad Panamericana.

Socio Fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

Presidente de la Fundación Fernando Mora Gómez por la Libertad de Expresión

Te puede interesar