20 noviembre 2018
El Popular

Contrastes

Ahora sí, ¿Doger o Lastiri?

Por Carlos GÓMEZ. / julio . 27, 2017.

La inminente designación de Blanca Alcalá como embajadora de México en Colombia, esclarece el panorama político en el PRI de Puebla rumbo al 2018.

El candidato del PRI será Enrique Doger o Juan Carlos Lastiri.

No hay más.

Blanca Alcalá amagó con reaparecer en la vida política local y buscar nuevamente la candidatura del PRI a la gubernatura, después de perder en el 2016 ante Gali.

Esa posibilidad generó cierta expectación entre los priistas locales que veían una posible terna: Blanca Alcalá, Enrique Doger y Juan Carlos Lastiri.

Con Blanca Alcalá fuera del proceso del PRI y de la política local de Puebla, quedan dos jugadores: Doger o Lastiri.

Si el PRI se decide por el candidato más competitivo, entonces Enrique Doger recibiría la nominación.

Pero si apuesta por la estructura y el dinero, entonces el candidato debería ser Juan Carlos Lastiri.

Por el momento, el subsecretario de la Sedatu no quita el dedo del renglón y busca la candidatura con más ganas que ideas.

Su estrategia de posicionamiento sigue sin funcionar.

En tanto que Enrique Doger apuesta al desgaste de Lastiri para que sin hacer mayor proselitismo se mantenga como el priista más competitivo.

El delegado del IMSS sabe que mientras menos se mueva, menos desgaste tendrá y podrá llegar con mejores números rumbo a la gubernatura de Puebla.

Lo malo para los dos, es que el PRI no se ve competitivo rumbo al 2018.

Las actuales encuestas lo ubican en un lejano tercer lugar a nivel nacional, y las cosas no son distintas en Puebla.

***

Luis Banck decidió no correr un riesgo político mayor.

Por eso canceló la línea de crédito por 2 mil millones de pesos, luego por 800 millones y al final por 590 millones de pesos.

El costo mediático y político fue alto para el alcalde en estos días.

Hubo un rechazo importante a su propuesta por su falta de claridad y el PRI lo usó como una estrategia política.

Pero, Luis Banck sabe que urge revertir la inseguridad y por eso la nueva línea de crédito estará sustentada en proyectos claros y medibles.

Así debió ser desde el principio.

¿Cuánto y para qué quiere el dinero?

Eso es todo lo que necesita para lograr los consensos necesarios.

Y parece que así lo hará.

Nadie debe tomar la cancelación como una derrota para el alcalde.

La rectificación es para evitar daños políticos mayores, rumbo al 2018.

 

www.contrastesdepuebla.com

@gomezcarlos79

Te puede interesar