14 noviembre 2018
El Popular

Etiqueta con destino

Jóvenes aspirantes contra la corrupción y el engaño

Por Luis Alberto GONZÁLEZ. / julio . 19, 2017.

Los tiempos van cambiando y lo mismo debe suceder con los actores políticos, con la misma sociedad que debe exigir como un pueblo que ha sido engañado por sus gobernantes.

Hoy muchos jóvenes no piden, exigen una oportunidad en los partidos, donde están aún enquistados quienes han asumido cargos y no quieren dejar el poder económico y el poder político.

Es cierto que quienes aspiran deben haber caminado por la senda del trabajo político o gubernamental para tener credibilidad entre el electorado cansado de la corrupción, del enriquecimiento de los políticos, de las falsas promesas cuyos actores sólo buscan el poder por el poder, sin importarles un compromiso social.

En este contexto Alejandro Cruz Olivera, joven empresario y emprendedor, ha visto pasar muchas cosas en el PRI, donde tiene sus orígenes, pero hoy considera que debe haber más espacios para los independientes, la sociedad y quienes pelean por ser escuchados en el partido. Sin embargo, dice que desde la sociedad civil y cualquier trinchera se puede ayudar a la gente de este país que hoy suma más de 55 millones de pobres.

A través de la Fundación María Bertha Cruz A C tiene cercanía social al entregar 5 mil despensas mensuales, no de ahora, si no de varios años atrás. A manera de broma, al reunirse con columnistas señaló que “no es frijol con gorgojo”.

Cruz Olivera, a sus 39 años, ha sabido trabajar desde los 17 años al lado de su señora madre, por eso lleva su nombre la Fundación, que en breve considera ayudar a madres solteras (fundamentalmente) con 500 carritos de Hot Dogs para que puedan trabajar y llevar alimento a sus familias aquí en la ciudad de Puebla. Afirma Alejandro: “espero sensibilidad de la autoridad para permitir que las personas puedan ganarse el sustento digna y legalmente, para no seguir aumentando la delincuencia en Puebla”.

Este mismo proyecto —los carritos— lo implementará en la Ciudad de México al realizar un trabajo conjunto con su amigo Ricardo Monreal Ávila, quien estima tiene un buen proyecto para gobernar la capital de la República.

Dice un refrán que “el que respira aspira” y en ese sentido Alejandro Cruz Olivera no tiene empacho en reconocer que quiere contender por un cargo de elección popular que bien puede ser una diputación o la presidencia municipal de Puebla. Y en tono coloquial se le preguntó “¿por el PRI o por Morena?”, sobre todo por su amistad y cercanía con Ricardo Monreal Ávila.

Otro joven aspirante

Las nuevas generaciones de profesionistas tienen derecho a participar y alzan la mano en la elección de 2018 cuando en Puebla habrá de elegirse presidente, dos senadores, 15 diputados federales, gobernador, 217 presidentes municipales y su Cabildo, así como 41 diputados locales. ¡Nada más!...

Roberto Rodríguez, un joven abogado penalista con experiencia profesional y dentro de las filas del PRI, busca la diputación por el distrito 11 de Puebla al considerar que ha trabajado arduamente y ha hecho méritos para ser considerado por la dirigencia nacional y estatal del Revolucionario Institucional.

También ha entendido que si el PRI ha abandonado sus principios sus militantes no deben alejarse de la sociedad y menos de los cuadros básicos del partido, por eso también realiza labor social a través de la Fundación Familias Unidas por Puebla. Un estandarte de Roberto Rodríguez es el de la “familia”: el respeto dentro y fuera de la misma, la educación con valores y no fomentar odios ni rencores dentro de la sociedad. Ahí están dos prospectos que dicen: hay que terminar con la corrupción, actuar dentro de la ley y no buscar un cargo político para enriquecerse, sino para ayudar a la gente a salir de la pobreza y la marginación.

lagg9756@yahoo.com.mx

@Luiguiglez

Te puede interesar