16 junio 2019
El Popular

Tu Voz

Trayectos seguros

Por Pablo Fernández del Campo. / julio . 06, 2017.

Sin duda la movilidad se ha convertido en uno de los asuntos prioritarios a atender y resolver en las grandes urbes, pues las deficiencias en la movilidad han restringido por lo tanto los derechos de los habitantes en las ciudades; los tiempos invertidos en los traslados, el costo económico y el impacto en el presupuesto familiar, así como la inseguridad que se vive en los trayectos, han deteriorado las condiciones de vida de la población.

En el caso de México, el Reporte Nacional de la Movilidad Urbana en México 2014-2015 muestra que si bien se han dado pasos importantes para la creación de una política de movilidad, será primordial promover acciones de los tres órdenes de gobierno que apoyen la consolidación de avances sustanciales, tales como, por señalar alguno, implementar estrategias que desincentiven el uso del automóvil y faciliten modos de transporte no motorizado, que fomenten el uso del transporte público y se invierta en que éste sea con menor consumo energético.

Así, para fomentar el uso del transporte público en México, es necesario que el mismo sea eficiente, con accesibilidad universal, en condiciones adecuadas y de seguridad. En ese sentido, se considera que uno de los temas fundamentales en el transporte público es la garantía de viajes urbanos en condiciones de seguridad, pues el hecho de no gozar de la libertad para tener un trayecto seguro y tranquilo hasta su destino, impide a los ciudadanos ejercer el su derecho a disfrutar de la ciudad.

Situación que se dificulta pues en nuestro país los asaltos y robos a usuarios del transporte público son una constante en las ciudades, lo que se desprende de las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las cuales señalan que el robo en la calle y en el transporte público sigue siendo el delito más común con un 28.6 por ciento de incidencia, pero también el que más expone la integridad de los usuarios, debido a que el 50 por ciento de casos se lleva a cabo con un arma.

En nuestro estado este fenómeno no es ajeno, en lo que va del año según la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado, reportan que se ha tenido conocimiento de 62 asaltos a transporte público, fenómeno que se ha ido incrementado, tan sólo en lo que va del mes de junio ha habido al menos ocho asaltos violentos a transporte público, en un sólo día, el 16 de junio, se registraron tres.

Con estos datos, se expone la realidad que viven los usuarios del transporte público de manera constante en su movilidad; la vulnerabilidad de su integridad física, lo que genera realicen sus actividades cotidianas con la desconfianza de que su vida, su patrimonio y otros bienes jurídicos tutelados están en peligro de daño, menoscabo o riesgo.

Ahora bien, la seguridad pública es una función a cargo de la Federación, los estados y los municipios en sus respectivas competencias, es decir, son los encargados de vigilar el orden público y garantizar la paz y la seguridad de la comunidad.

Por ello, al ser la seguridad pública una obligación del estado y los municipios y ante el incremento de asaltos a los usuarios del transporte público masivo en la capital del estado, esta semana presenté un exhorto al Gobierno del Estado y al Ayuntamiento del municipio de Puebla, para que intensifiquen las acciones encaminadas a reforzar la seguridad en el transporte público urbano del municipio de Puebla, debiendo informar a la ciudanía las acciones a seguir y los resultados que se obtengan de las mismas.

@pabloporpuebla

Facebook: Pablo Fernandez del Campo

fernandezdelcampo@hotmail.com

*Diputado Local de la LIX Legislatura

Te puede interesar