15 diciembre 2018
El Popular

Contrastes

Se enturbia el ambiente en Puebla rumbo al 2018

Por Carlos GÓMEZ. / julio . 03, 2017.

En los últimos días ha ocurrido una serie hechos violentos o delictivos que han despertado serias dudas sobre el origen de los mismos y su objetivo.

¿Quién se beneficia con un desorden social provocado por actos delictivos?

¿Quién es el verdadero autor intelectual del robo de papelería oficial de la BUAP?

¿Quiénes son los autores materiales e intelectuales del asesinato de la hija de Simitrio?

Hay muchas preguntas sin respuesta.

Eso es lo que deja serias dudas sobre estos hechos.

Indudablemente los asaltos al transporte público son parte de la delincuencia que afecta a toda la sociedad.

Los afectados no son personas seleccionadas ya que están en el momento y lugar equivocados.

Pero en el caso del robo de la papelería de la BUAP tiene un claro objetivo político.

Alguien está más que interesado en poner piedras en el camino al rector Alfonso Esparza, para tratar de evitar su reelección por un periodo de cuatro años más al frente de la máxima casa de estudios.

Alguien lo quiere chantajear.

Pero nada de eso ocurrirá.

El proyecto del rector, Alfonso Esparza, está más que sólido y la comunidad universitaria lo respalda de manera casi unánime.

No obstante, mientras no se esclarezca el robo y se castigue a los responsables, no habrá confianza hacia el trabajo de la Fiscalía General.

Y lo mismo ocurre con el asesinato de la hija de Simitrio.

El gobierno investiga un posible ajuste de cuentas entre grupos que disputan el control del Mercado Hidalgo.

La familia de Simitrio atribuye el crimen a un tema del Estado.

Por el bien de Puebla debe quedar totalmente esclarecido.

En lo político, social y académico se percibe un ambiente turbio, hay muchas conjeturas y muchas dudas sobre lo que está ocurrido en la entidad poblana.

¿Quién está detrás de todo esto?

***

El violento ataque al juez Gabriel González Alegria no se justifica bajo ninguna circunstancia.

En redes sociales se pretende justificar una agresión que provocó la mutilación de una persona.

Christian M no merece ningún trato especial, porque agredió brutalmente a una persona.

No importa que sea o no un juez.

Su conducta violenta es reprobable y ya será la justicia la que se encargue de establecer su castigo.

En redes sociales se justifica un acto violento, pero legalmente no será así.

El que amenaza o agrede a una persona debe ser castigado.

Así lo dice la ley y debe aplicarse.

www.contrastesdepuebla.com

@gomezcarlos79

Te puede interesar