16 junio 2019
El Popular

Contrastes

Pistas para identificar a los “ladrones” de la papelería de la BUAP

Por Carlos GÓMEZ. / junio . 22, 2017.

Al interior de la BUAP no existe ninguna duda que el autor intelectual del robo de papelería oficial de la bodega del bulevar San Felipe está afuera de la institución.

Varios de los líderes formales e informales tienen sus propias conjeturas de quién es el autor del robo y para qué quiere la papelería oficial.

Al interior de la BUAP existe la certeza de que hay un autor intelectual y otro material.

El intelectual es el líder del grupo, el hombre del poder tras el poder.

El autor material es su espía, el hombre que juega sucia, que le gusta chantajear con información, que se siente protegido por su fuero y que, según él, tiene una revancha personal con el rector.

Su perversidad lo delata.

Su fuero lo protege, por el momento.

Su estilo está regado por toda la escena del crimen.

El plan del autor intelectual es ponerle piedras al rector para chantajearlo en su reelección.

El autor material revisa hoja por hoja en espera de hallar algún dato, algún oficio, algún papel que le sirva para su ya conocida guerra sucia —aunque la papelería sea del 2015, ya aprobada por las Auditorias estatal y federal.

Y ya sabemos que usarán la misma estrategia de la guerra sucia de las campañas electorales. Sus mismos voceros, sus propios medios de comunicación, sus mismas plumas –aunque ya sin credibilidad-.

Su misma estrategia en redes sociales, usada una y otra vez.

Al interior de la BUAP hay un blindaje natural por parte de la comunidad universitaria al proyecto del rector, Alfonso Esparza.

Será muy interesante que el gobernador, Tony Gali, fije una postura ante la comunidad universitaria sobre este robo y  el previsible chantaje político.

En la BUAP no hay miedo a los tiempos que vienen.

Por el contrario, los universitarios han cerrado filas en torno al rector, Alfonso Esparza, y están listos para responder todos y cada uno de los embates del autor intelectual y su espía.

No hay espacio para el chantaje.

Suenan los tambores de guerra en la BUAP.

Y la comunidad universitaria está lista para responder los agravios.

www.contrastesdepuebla.com

Te puede interesar