15 diciembre 2018
El Popular

Contrastes

A Lastiri le falta un buen discurso y meterse a redes sociales

Por Carlos GÓMEZ. / mayo . 26, 2017.

El enésimo destape de Juan Carlos Lastiri como aspirante del PRI a la gubernatura de Puebla, previsto para el próximo 28 de mayo en el Centro de Convenciones, servirá para tener un mejor diagnóstico sobre su proyecto político, su estructura política, su poder de convocatoria, su fortaleza mediática y, sobre todo, su discurso.

Juan Carlos Lastiri promete un espectacular “destape”, pero se espera más que eso.

Si Lastiri quiere ser gobernador debe perfilar un discurso claro, fuerte, que sea capaz de convencer a los priistas que él debe ser el candidato y a los poblanos que puede ser una opción real para enfrentar al PAN y MORENA en Puebla.

Lastiri es un político que tiene claras fortalezas y debilidades.

El domingo 28 de mayo mostrará que actualmente es el único priista con una estructura propia, decente, lo último que queda de esa vieja fórmula usada por el PRI para lograr triunfos.

Esa es su fortaleza, su estructura, su gente, su músculo, pero que todos sabemos ya no le alcanza al PRI para ganar elecciones en Puebla.

Pero tiene serias carencias.

Su imagen de ser un político que no engancha con la gente, su nulo conocimiento en la capital poblana y la zona conurbada. Su discurso plano, no motiva, no enciende a las masas, no atrae los reflectores de los medios de comunicación y no llega a las redes sociales.

Nadie habla de Lastiri, ni por error en redes sociales.

No es capaz de conectar con ese público.

Y es que no ha querido, no ha podido o está fuera de ritmo de los temas coyunturales.

En los tiempos del morenovallismo jamás alzó la voz en ningún tema polémico.

Ni las fotomultas, ni la deuda oculta, ni la privatización del agua en la capital, ni en las obras innecesarias, en nada.

Lastiri no fue capaz de cuestionar en lo mínimo a Rafael Moreno Valle.

Ahora que está Tony Gali, tampoco dice nada.

Ni de los huachicoleros, ni de la inseguridad, ni de la privatización del agua en todo el estado.

Debería pedirle unos consejos a José Juan Espinosa que tuvo en la lona a Javier Lozano en el tema del agua y se posicionó de manera inteligente.

Parece que Juan Carlos Lastiri vive en un constante soliloquio.

Lo que habla, opina o dice no trasciende más allá de su estructura y de sus escasos voceros, pero no llega más allá.

¿Recuerda alguna declaración o acto de Lastiri que haya aparecido en todos los periódicos, portales de noticias electrónicos o en redes sociales?

Yo tampoco.

Ese es el gran reto de Juan Carlos Lastiri.

Ya tiene estructura, que parece su mejor carta de presentación.

Le falta mejorar la imagen, un mejor discurso, una postura más de opositor, y meterse a los temas coyunturales.

Carece de esa habilidad para meterse en las redes sociales, en los medios de comunicación y en la opinión pública.

Si Lastiri no cambia, entonces quizá sea el candidato del PRI a la gubernatura pero sin posibilidades de ganar.

Ya veremos qué dice y cómo lo dice el próximo domingo.

www.contrastesdepuebla.com

@gomezcarlos79

Te puede interesar