23 abril 2019
El Popular

Alquimia de poder

Los 100 días que pesan como años

Por Ruby SORIANO. / mayo . 15, 2017.

A cien días de haber tomado las riendas del gobierno de Puebla, Antonio Gali Fayad ha tenido que rifársela y en serio. ¿Cómo apaciguar las turbias aguas, cuando el chiquero era tan grande?

Su personalidad es sin duda uno de sus grandes aliados. Afable, cercano y con esas ganas natas de hacerlo todo, se vuelven un riesgo cuando no encuentra el suficiente apoyo en su equipo de trabajo.

Está de más hablar de esas “posiciones” impuestas, donde aún hay vestigios de épocas recientes donde los excesos de egolatría nos han dejado un legado que hoy estamos padeciendo en Puebla.

El actual gobernador, no tengo la menor duda, se mueve con la intención de un buen trabajo en un periodo donde difícilmente se puede hacer lo que en un sexenio.

Hoy que se viven tiempos difíciles en Puebla y al arribo de sus primeros 100 días de gobierno, sería bueno que el actual gobernador termine por sacudirse esas sombras que se siguen moviendo al amparo de los viejos tiempos.

Lamentablemente Puebla es señalada como el epicentro de un problema que emergió y que era cuestión de meses para estallar. Gali recibió esta bomba de tiempo gestada mucho tiempo atrás y con los brazos y nexos ligados a esas épocas recientes, que desafortunadamente no sólo heredaron puestos y negocios, sino también delitos.

Un flaco favor le hacen al gobernador Gali algunos de sus colaboradores que francamente siguen siendo el vivo ejemplo de las épocas pasadas. Es importante que, a más de tres meses de esta nueva gestión gubernamental, se hagan ajustes necesarios.

Es un insulto que la política social del estado se encuentre en manos de un wannabe como Gerardo Islas, quien se promueve en redes sociales con un video donde no destaca la estrategia o plan de trabajo de su secretaría, más bien cae en el lucimiento puro y meramente personal que ni el propio Gali ejerce.

Funcionarios de plástico deben ser nulificados cuando Puebla pasa por un momento de alta sensibilidad política, cuando lo que se requiere es fortalecer el trabajo del Ejecutivo con la finalidad de afianzar resultados.

Otra cartera que la verdad da pena ajena es la que encabeza Michel Chain Carrillo al frente de la Secretaría del Trabajo, Competitividad y Desarrollo Económico. En estos tres meses, hemos visto a otro wannabe que se la pasa en reuniones de “socialitos”, organizando cursos, ferias del empleo y digamos que ideando “actos de oropel” que están muy lejos de presentarnos una estrategia que impulse no el trabajo temporal y mediocre, sino que atraiga inversiones reales (no convenios, pactos de amistad con El Congo y anexas) que favorezcan la llegada de nuevas empresas.

Los retos para el gobernador Gali se centran en los siguientes tres meses donde tendrá que dar el paso doloroso y alguna que otra ruptura, pero evitará el desgaste de su imagen, que bien o mal, hoy se mira con un estilo propio y diferente a lo que vivió Puebla en el pasado reciente.

@rubysoriano

rubysoriano@gmail.com

http://mediatikos.worpress.com/

Te puede interesar