26 marzo 2019
El Popular

Tómelo con calma

El Estado en deuda con los periodistas

Por Fernando MORA. / mayo . 06, 2017.

Tras los reclamos de organizaciones Internacionales de defensa a la Libertad de Expresión, y el duro informe que presentó el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González hace apenas un mes, en el que detalló la deficiente protección a periodistas víctimas de amenazas o ataques a la libertad de expresión. El pasado jueves, el Presidente Enrique Peña Nieto se reunió con el Comité para la Protección de Periodistas; donde asumió el compromiso de priorizar el combate a la impunidad en los asesinatos de periodistas durante el resto de su administración. 

El mandatario declaró que la seguridad y la protección de los periodistas es ya una prioridad; por lo que se comprometió a dar seguimiento a las investigaciones de ataques contra la prensa, y garantizó el financiamiento de un mecanismo de protección federal, que no fue contemplado en el ejercicio 2017, pero al que si le transferirán recursos extraordinarios.

México es uno de los países más peligrosos del mundo para el ejercicio del periodismo. Por lo menos 40 periodistas han muerto por su trabajo, y se han registrado otros 50 asesinatos, en los cuales el motivo está pendiente de confirmación hasta el momento.

La Subprocuradora de Derechos Humanos de la Procuraduri?a General de la República, Sara Irene Herrerías Guerra, reconoció hace una semana las irregularidades y deficiencias en la integración de averiguaciones, que lleva la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión, lo que demuestra la deuda del Estado Mexicano con los Periodistas, al no garantizar las condiciones de seguridad para su labor cotidiana. Finalmente, es necesario modificar el mecanismo de protección a periodistas y comunicadores, contemplando acciones preventivas que permitan tomar conciencia de los derechos; así como de las obligaciones que implica la profesión y el desempeño del Periodista.  

Tómelo con atención.- El fin de semana pasado en la asamblea del Partido Accio?n Nacional, se desató un enfrentamiento entre la actual dirigencia y el ex presidente, Felipe Calderón Hinojosa; sin duda este tipo de batallas y discusiones no son nuevas al interior de las asambleas de Acción Nacional. En los álgidos años ochenta y noventa con Salvador Nava y Manuel J. Clouthier, las asambleas eran muy álgidas, de alto debate, y enfrentamiento; sin embargo, el PAN tenía dos virtudes. Primero, sabían razonar y llegar a una negociación justa que hacia prevalecer la Unidad del partido, y segundo, nunca exhibían hacia la sociedad sus disputas.

A diferencia de antaño, el reto para Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle, y Ricardo Anaya, sería alcanzar los acuerdos al interior del partido, para subsanar heridas y terminar con los desencuentros, sin que estás bravatas ideológicas salgan a la luz pública. Solo así podríamos ver a Acción Nacional volviendo a los Pinos, para consolidar la transición y fortalecer nuestra democracia. De no ser así, Margarita Zavala como independiente, obtendrá muchos votos, y Accio?n Nacional tendrá otro tanto que en lo individual no le dará para ganar ni a uno ni a otro. Pierde Margarita y pierde el PAN.  

Tómelo con Interés.- Está semana Andrés Manuel López Obrador, se anunció listo para enfrentar y debatir con el presidente Donald Trump sus políticas en materia migratoria y comercial hacia México

Sin duda, el dirigente de MORENA, ha seguido una estrategia similar a la que el año pasado asumiera el magnate norteamericano para fortalecer su candidatura, al tomar como bandera los ataques y críticas a México así como a los hispanos. De tal forma, ahora no debe sorprendernos el que López Obrador se dedique a criticar las medidas adoptadas por Donald Trump y su administración, para de igual manera fortalecer su candidatura. El mensaje en los discursos del tabasqueño, contrastará con las acciones contra Me?xico y nuestros connacionales, para así jalar los reflectores. Falta ver si estos movimientos, le dan para convencer a los indecisos - sobre todo a los jóvenes  millennials-, que habrán de decidir la elección presidencial en 2018.

 

Te puede interesar