17 julio 2019
El Popular

De frente y de perfil

Poco interés en los independientes

Por Ramón ZURITA SAHAGÚN. / mayo . 03, 2017.

Siguiendo con la revisión de los candidatos y partidos que participan en los comicios del 4 de junio en Coahuila y Estado de México, llaman la atención los independientes que compiten en esa entidad, los que, a diferencia del nayarita Hilario Ramírez Villanueva Layín, no muestran fuerza alguna.

La elección de Coahuila se enfoca hacia dos principales candidatos, el panista Guillermo Anaya, perdedor hace seis años y el priista Miguel Ángel Riquelme, considerado como el alfil del actual gobernador Rubén Moreira.

En la competencia se ubica al empresario Armando Guadiana como el tercero en discordia, representando los colores de Morena, aunque distante de los otros dos y todavía más alejado se ve a Javier Guerrero, el candidato independiente.

Guerrero fue militante priista hasta el años pasado, cuando decidió solicitar licencia como diputado federal y buscar la nominación al gobierno del estado por la vía independiente, sabedor de que las canicas del gobernador estaban en la bolsa del alcalde de Torreón y hoy abanderado del PRI.

Javier Guerrero García ocupó diversos cargos públicos avalado por el PRI en una ya larga carrera política, en la que fue alcalde de San Pedro de las Colonias, diputado federal hasta cuatro veces, además de competir en mancuerna con Beatriz Paredes por el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, donde compitió por la secretaría general.

En el rubro de la administración pública fue subsecretario de Sedesol a nivel federal y secretario de Economía y Finanzas en el gobierno de Coahuila, donde ahora cuestiona a los hermanos Moreira.

Guerrero se ve muy distante de los otros candidatos, por lo que varios de ellos esperan dimita y se una a ellos.

Resulta curioso que en esta entidad, los priistas hayan decidido apostar por una alianza con otros seis partidos, algunos de ellos con registro local. Apoyan la candidatura de Miguel Ángel Riquelme Solís, además del PRI, el Partido Verde, Nueva Alianza, de la Revolución Coahuilense, Joven, Socialdemócrata Independiente y Campesino Popular.

Guillermo Anaya Llamas es el candidato del PAN, como Riquelme, también fue alcalde de Torreón, además de senador y secretario general de Acción Nacional, es la segunda ocasión que compite por el gobierno estatal, quedando rezagado la vez pasada ante Rubén Moreira Valdez.

Hoy, priistas y panistas se encuentran enfrascados en una dura contienda, donde el tercero en discordia resulta ser Armando Guadiana Tijerina, un empresario que compite como abanderado de Morena.

En Coahuila también compiten otros aspirantes con escasas posibilidades de alcanzar una buena votación.

Mary Telma Guajardo es la candidata del PRD, relegada hasta el quinto sitio de las preferencias, mientras que José Ángel Pérez Hernández busca elevar los números de sufragios del PT, después de renunciar a su militancia panista:

En Coahuila como en otras entidades, la figura de candidato independiente deslumbra a muchos, por lo que Luis Horacio Salinas decidió entrarle también a la competencia bajo esa figura.

Como se la participación de candidatos con o sin partidos es abundante en Coahuila, aunque, se considera, que la disputa de los votos se dará entre dos de ellos.

En el Estado de México, la competencia real se da entre los candidatos de tres partidos (PRI, PAN y Morena), sumamente parejos unos de otros, con un cuarto (PRD) intentado entrar en la competencia y dos más que son considerados como aspirantes testimoniales.

Dentro de esos dos últimos se encuentra la candidata independiente María Teresa Castell de Oro, una empresaria que algunos consideran cercana al gobierno del priista Eruviel Ávila.

Como viene sucediendo en otras entidades del país, los candidatos independientes no logran prender en el ánimo ciudadano, por lo que María Teresa no es vista como una opción real por los electores.

El sexto en discordia resulta ser Óscar González Yáñez, del PT, exalcalde Metepec, quien se encuentra sumamente rezagado de los demás competidores.

Isidro Pastor, un expriista, no fue avalado para competir también como independiente, a pesar de ser el primero en registrarse como tal.

Pero la fuerte competencia se encuentra entre el abanderado del PRI, Alfredo del Mazo Maza, la del PAN, Josefina Vázquez Mota y la de Morena, Delfina Gómez Álvarez.

De acuerdo con distintos sondeos la disputa registra empate técnico, por lo que los aspirantes y sus partidos, mueven sus fichas a la espera  de alcanzar el respaldo suficiente para vencer el 4 de junio.

Entre los candidatos mejor posicionados hay varias coincidencias como que el priista Del Mazo y la morena Delfina fueron alcaldes municipales en esa entidad y diputados federales de mayoría, mientras que Josefina fue dos veces diputada federal, pero siempre por la vía de la representación proporcional.

Pero Josefina es la de mejor currículo en la administración pública federal, donde fue secretaria de Desarrollo Social en el gobierno foxista y de Educación Pública en el calderonista, mientras que Del Mazo fue director de Banobras en el peñista.

De los tres estados con elección para gobernador el 4 de junio, el de mayor atractivo es el Estado de México, por ser el más poblado de las 32 entidades del país, ya que concentra más de 10 millones de electores.

Los partidos y los aspirantes presidenciales están conscientes de que el ganador tendrá un gran avance hacia la contienda de 2018.

Coahuila y Nayarit solamente serán referentes, aunque en el primero de ellos se juega en que el PRI ha gobernado toda la vida.

Los cinco millones de Flavino

Con una fianza de cinco millones de pesos, Flavino Ríos Alvarado, el cuestionado gobernador interino de Veracruz, enfrentará el juicio en su contra en libertad.

Costosa, pero valiosa será dicha inversión, aunque su juicio se advierte sumamente largo y tedioso.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Te puede interesar