18 julio 2019
El Popular

Tómelo con calma

Ineficiente mecanismo de protección a periodistas

Por Fernando MORA. / abril . 21, 2017.

  • Duarte porque extraditado y no expulsado
  • México listo para renegociar el TLCAN

Como parte de los programas de protección a víctimas que activa el gobierno federal, la autoridad está obligada a brindar prevención y protección a periodistas. Los hechos registrados lo mismo en Ciudad Juárez con el asesinato de la periodista Miroslava Breach Velducea, que derivó hasta en el cierre del Periódico Norte de Ciudad Juárez, Chihuahua; y la muerte del periodista Max Rodríguez Palacios en La Paz, Baja California Sur, dejan en evidencia la ineficiencia del Mecanismo de Protección a Periodistas y Comunicadores

Mientras la Subprocuraduría de Derechos Humanos de la PGR, reconoció deficiencias en los trabajos de investigación e integración de expedientes, por parte de la Fiscalía Especializada en Delitos de Libertad de Expresión, la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, se abocó tardíamente en acudir a visitar al dueño del Periódico Norte de Chihuahua, una vez que el medio anunció su cierre.

El gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, solicitó la colaboración de las autoridades federales para brindar protección a los familiares de  Max Rodríguez Palacios, en referencia al mecanismo de protección a periodistas.

Así, 2017 ya destaca como uno de los peores periodos para los profesionales de la información, con seis periodistas asesinados tan sólo en el primer cuatrimestre. Queda claro que los periodistas debemos pugnar por un Mecanismo de Protección Preventivo y no el modelo productivo vigente, en el que si no se acreditan acciones contra el comunicador, el Estado no brinda ninguna protección.

Hace algunas semanas en este espacio referíamos al informe que rindió el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez; quien destacó la nula protección a Periodistas y comunicadores por parte del estado mexicano. 

Nuestra nación, en la última década se ha ubicado como uno de los países en los que más alto riesgo implica ejercer el periodismo, lo que debería de llamar la atención de las autoridades y de toda la sociedad, para por un lado, abocarse al tema de garantizar la libertad de expresión y el derecho a la información, y por el otro, demandar el derecho y la necesidad de recibir en forma objetiva, veraz, y oportuna, el acontecer de los hechos que día a día se registran en México.

Al respecto, urge activar un semáforo que dé cuenta del nivel de libertad de expresión en nuestro país; así como de los riesgos que implica el ejercicio de la profesión del periodista y comunicador, en los estados de la República

Mientras la Comisión Nacional de Derechos Humanos se aboca a solicitar al gobierno federal y al Congreso de la Unión, la disposición de recursos para el Mecanismo de Protección a Víctimas de Delitos y Periodistas, ya que en el Presupuesto de Egresos 2017 no se contemplaron recursos y deberá establecerse a la brevedad un programa de acciones preventivas para 2018 que por ser un año electoral, tiende a ser un periodo de mayores amenazas y ataques a la libertad de expresión.

Tómelo con atención.- El fin de semana, en pleno Sábado de Gloria nos enteramos que acciones conjuntas entre los gobiernos de México y Guatemala, concluyeron con la detención de Javier Duarte, exgobernador de Veracruz.

Pudimos observar un Javier Duarte sonriente, lo que en un principio sorprendió a los mexicanos; sin embargo al pasar los días van quedando a la luz detalles. 

En principio Karime Macías Tubillas fue puesta en libertad, pese a las evidencias que quedaron al descubierto sobre la complicidad de ella y su familia, en la red de corrupción de Javier Duarte; en segundo lugar, se pactó un proceso de extradición y no expulsión de Guatemala, pese a las evidencias de ingreso con documentos falsos, lo que limita el proceso, al solo poder ser juzgado por determinados delitos.

Finalmente, durante el mismo fin de semana quedaron al descubierto una serie de irregularidades y contradicciones, que lo único que evidencian y dejan en claro, es un proceso de negociación con el político veracruzano que pone de manifiesto un asunto meramente electoral y mediático, que deja insatisfecha a la sociedad rumbo al 2018.

Tómelo con interés.- Al parecer los ojos del mundo están puestos en México, ya que en el futuro próximo deberá llevarse a cabo la renegociación del TLCAN. Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, manifiesta que la renegociación del TLCAN y las elecciones son los temas de discusión que en este momento influirán en el futuro de México.

Por su parte, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, afirma que México está listo para renegociar el TLCAN con Estados Unidos, ya que hay claridad en la importancia que tiene el mercado mexicano para dicha nación.

A la Cancillería, como a los mexicanos, independientemente de los términos de negociación que se logren con los Estados Unidos, debe interesarnos abrir lazos comerciales fortalecer nuestras relaciones con los países europeos y con Oriente, en vista de las relaciones ríspidas que en estos momentos se mantienen con la administración Trump.

México tiene un gran potencial, que no hemos explotado por el temor que a lo largo de los años ha sembrado la Unión Americana por nuestra posición geográfica; sin embrago, estamos listos para competir y ganar oportunidades en el contexto internacional, que en otros tiempos eran solo para los Estados Unidos y Canadá.

Correo: tomeloconcalmacolumna@gmail.com

Twitter: @Fernando_MoraG

Facebook: Fernando Antonio Mora

*Maestro  en  Comunicación  Institucional  por  la  Universidad Panamericana. Socio Fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

Te puede interesar