18 julio 2019
El Popular

Tómelo con calma

Seguridad no es carta de cambio

Por Fernando MORA. / marzo . 24, 2017.

Ante lo tenso que se ha vuelto la relación bilateral entre Estados Unidos y México, la estrategia de negociación podría girar en torno a la seguridad; aunque los integrantes del gabinete en la materia están conscientes de lo complejo que resulta el blindaje de la frontera sur de nuestro país, con un alto porcentaje de territorio selvático para satisfacer las añejas demandas de los Estados Unidos, existe la convicción de que la recomposición de las relaciones diplomáticas, podrían partir de retomar compromisos incumplidos por las autoridades a partir de iniciativa Mérida, y poner sobre la mesa la disciplina para lograr el control que los estadounidenses pretendieron desde hace varias décadas. Así, partiendo de la seguridad, se lograría un equilibrio en la renegociación del Tratado de Libre Comercio y, con ello, la cooperación se volvería el eje rector que permitiría superar el mal momento vivido al inicio de la administración del magnate Donald Trump.

En este espacio hemos hablado de la situación que prevaleció en el segundo mandato de Barack Obama, cuando las deportaciones superaron los tres millones de connacionales, lo álgido que resultó más de un año sin titular en la embajada de Estados Unidos en México e incluso de las sanciones económicas que cerraron la gestión de su administración. De igual forma hemos destacado que el triunfo de Hillary Clinton no hubiera cambiado en nada el ríspido inicio de las relaciones; un amplio sector de los norteamericanos apoyan a los hispanos y respetan el trabajo de los mexicanos, pero también un amplio sector culpa a nuestro país, de la falta de seguridad que ha llevado a la incertidumbre sobre actos de terrorismo que ponen en riesgo la felicidad y la tranquilidad de varias décadas de la sociedad norteamericana.

En fin que ahora, las presiones contra México podrían disminuir si hay compromisos y disciplina en la mesa de negociación para garantizar la seguridad en la frontera sur y la cooperación en todos los temas binacionales.

Así, pese a que los mandos militares y de seguridad mexicanos no observan con buenos ojos el condicionar la relación a los temas de seguridad que podrían hacer vulnerable nuestra soberanía, todo indica que el gobierno mexicano se jugará esta carta para lograr una cálida relación y permitir que sea la diplomacia la que tome el control para alcanzar la normalidad en la relación entre ambos países.

Tómelo con atención.- Ante los graves hechos de violencia registrados en las últimas semanas en distintos destinos turísticos nacionales (Cancún, Playa del Carmen, Los Cabos, entre otros), que se suman a la álgida situación que en el pasado vivieron Mazatlán en Sinaloa; y Acapulco en Guerrero; la iniciativa privada y las autoridades turísticas, suman esfuerzos para garantizar la seguridad de turistas nacionales y extranjeros.

Tómelo con precaución.- El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, salió al paso ante el reclamo ciudadano por el incremento en los índices de inseguridad. Para el jefe de gobierno, el Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP), ha generado que más de 12 mil delincuentes salgan de las cárceles y vuelvan a delinquir.

El jefe de gobierno destacó que las autoridades si están trabajando y que han reaprendido a varios de estos delincuentes, pero que por secrecía procesal no pueden informar.

Sin duda el NSJP ha sido criticado por la forma en que permite la libertad de delincuentes; sin embargo el elevado número de actos delictivos de todo tipo en la Ciudad de México, evidencian que no hay control y que distintos grupos de la delincuencia organizada se pelean la plaza. Si bien se ha dicho que muchos de los delincuentes son dirigidos desde las canceles de la Ciudad de México, también se habla de los extorsión telefónica desde los centros de readaptación social, también es evidente que no hay un control en las cárceles y que las acciones de las autoridades  de la Ciudad de México han quedado rebasadas. Es difícil aceptar que como dice Miguel Ángel Mancera, las autoridades tengan un control de lo que ha sucedido en los últimos meses en la Ciudad de México, cuando por muchos meses el jefe de gobierno defendió que era una mala percepción ciudadana, lo que sucedía en materia de inseguridad en la capital, ya que según él los índices de inseguridad no subían, y se reflejaba una constante que marcaba que había un control del tema; sin embargo día a día son más las evidencias de casos de robo, asalto, y secuestros, en las calles de la Ciudad de México, mientras el jefe de gobierno viaja y promueve su imagen rumbo a 2018.

Correo: tomeloconcalmacolumna@gmail.com

Twitter: @Fernando_MoraG

Facebook: Fernando Antonio Mora

*Maestro  en  Comunicación  Institucional  por  la  Universidad Panamericana. Socio Fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

Te puede interesar