19 julio 2019
El Popular

Tu Voz

Entorno seguro para nuestros hijos en las escuelas

Por Pablo Fernández del Campo. / marzo . 09, 2017.

En días pasados, tuve la oportunidad de hacer una serie de recorridos por varios centros educativos del municipio. Platiqué con padres de familia y con ciudadanos que transitan por zonas escolares para ratificar la necesidad urgente de poner en marcha acciones encaminadas a incrementar la seguridad en las cercanías de las escuelas.

Los que llevamos o mandamos a nuestros hijos a la escuela sabemos que en Puebla existe un rezago en materia de infraestructura y señalética que contribuye a la seguridad de los estudiantes a las afueras de los centros educativos.

Pero no solo quienes llevamos a nuestros hijos a las escuelas enfrentamos esta situación, sino que también todos aquellos conductores del transporte público y del privado, quienes tienen que hacer frente a estas carencias quedando expuestos a provocar un lamentable daño.

Es por ello que esta misma semana presento ante el pleno del Congreso del estado de Puebla una iniciativa para que se exhorte a todas las instancias de los 217 municipios de la entidad para que incrementen la infraestructura necesaria que eleve la seguridad, principalmente, de los estudiantes, pero que en realidad está dirigida a salvaguardar la integridad de todos los que transitan en las cercanías de un plantel educativo.

El acuerdo pretende que los ayuntamientos instruyan a sus áreas encargadas de Vialidad e Infraestructura, para que realicen todas las acciones encaminadas a reforzar la seguridad vial afuera de las escuelas. Deberán procurar que la circulación sea de preferencia peatonal y en el caso de que no sea posible, reducir la velocidad de los vehículos a 30 kilómetros por hora.

El acuerdo pretende, también, evitar que la ubicación del mobiliario urbano obstaculice la visibilidad y obstruya el paso, además de establecer una valla de protección que debe rodear todo el perímetro del centro educativo.

Se hace el llamado para que se señalicen los accesos a los centros educativos, marcando a los automovilistas que se encuentran próximos a una zona escolar; regular los semáforos a un tiempo variable, a efecto de facilitar la movilidad de los menores; pintar en las calles los pasos peatonales para que los estudiantes puedan cruzar con total seguridad; dar mantenimiento y limpieza a las aceras ubicadas afuera de las escuelas, a fin de evitar obstáculos que puedan propiciar caídas.

Con lo anterior se pretende lograr una ordenación vial, movilidad y entornos bajo los criterios preventivos, priorizando la protección de los más vulnerables, los menores, y que tengan capacidad de tránsito o desplazamiento, bajo condiciones de eficiencia, calidad, accesibilidad y seguridad. Esto es movilidad urbana.

Lo anterior, no corresponde a una idea aislada, improvisada o de circunstancia. Más bien, encuentra su fundamento en la obligación de las autoridades de todos los órdenes de gobierno del país de implementar acciones encaminadas a garantizar que las personas realicen en condiciones de seguridad, cada una de las actividades que decidan realizar, así como para que tengan acceso a los servicios básicos que el mismo Estado está obligado a proporcionar.

Como ciudadano, padre de familia y como diputado local considero fundamental que sociedad y los diferentes niveles de gobierno trabajen coordinadamente, sobre todo cuando se trata de un tema tan importante y sensible como lo es la seguridad de nuestros hijos.

*Diputado Local de la LIX Legislatura

@pabloporpuebla

Pablo Fernandez del Campo

fernandezdelcampo@hotmail.com

Te puede interesar