16 junio 2019
El Popular

Contrastes

Toleran a traidores en el PRI

Por Carlos GÓMEZ. / marzo . 03, 2017.

Escuchar que van a expulsar del PRI a los traidores que se quieren ir con Morena en 2018, da risa.

Los priistas no se atreven a expulsar a todos aquellos que han pactado con otros partidos o políticos las derrotas de su partido en Puebla.

En esa larga lista debería incluirse al exgobernador, Mario Marín, porque según versiones del propio Javier López Zavala, hubo un acuerdo del exmandatario con Rafael Moreno Valle para entregar la gubernatura en 2010.

Si Zavala tiene la razón y se comprueba ese pacto, entonces Mario Marín debería salir de las filas del PRI.

Otro que debió ser expulsado y exhibido como el mayor traidor de los últimos años es el exgobernador, Melquiades Morales Flores.

Toda su familia milita en el PRI pero son los principales operadores políticos de Rafael Moreno Valle.

Jesús Morales, Fernando Morales, David Villanueva y otros más, trabajan para el proyecto de Rafael Moreno Valle y ahora con Gali.

Melquiades Morales debió ser expulsado desde hace varios años del PRI por traidor a su partido.

Pruebas sobran en su contra.

Otros personajes que también debieron ser expulsados desde hace mucho tiempo son Edgar Salomón Escorza, Fernando Morales y Pepe Alarcón.

Los tres son operadores políticos de Rafael Moreno Valle y aún militantes del PRI.

Sin duda alguna que Javier López Zavala, Enrique Agüera Ibáñez y Blanca Alcalá tienen más detalles y nombres que aportar a la lista de todos los líderes regionales que militan en el PRI pero que en las elecciones han apostado por el proyecto panista de Moreno Valle.

Por eso da risa la amenaza de que van a expulsar a Javier López Zavala.

También merece ser expulsado por simpatizar con Andrés Manuel López Obrador, pero no lo harán porque seguramente le darán una diputación local plurinominal.

Así se juega ahora en el PRI.

Las reglas son las del chantaje para conseguir candidaturas a modo.

Y la tablita de salvación es Morena.

En el PRI lo que falta es congruencia, es un partido lleno de traidores y simuladores.

Si en verdad quisieran expulsar a los traidores, nada más quedarían dos o tres priistas congruentes.

El resto ve por sus intereses y el PRI ya dejó de ser una opción.

El PRI está tan devaluado que ya nadie quiere ser candidato a puestos de elección popular.

Por eso varios han empezado a saltar del barco, antes de que termine por hundirse.

¿Quién aventará la primera piedra?

@gomezcarlos79

www.contrastesdepuebla.com

Te puede interesar