24 abril 2019
El Popular

Contrastes

El agua como bandera política

Por Carlos GÓMEZ. / marzo . 02, 2017.

Morena ya tomó como bandera política la defensa del agua y el rechazo a la privatización de la misma.

Es un movimiento social que ya tomó tintes políticos y, sobre todo, fuerza en varias comunidades del interior del estado.

No hay que perder de vista que el origen de ese movimiento de rebeldía está en el municipio de San Pedro Cholula, en donde su alcalde José Juan Espinosa tuvo el acierto de saber leer temprano la inconformidad social de  las reformas al artículo 12.

Lo que inició como un acto de rebeldía particular de José Juan Espinosa, ya alcanzó a más de diez Ayuntamientos y la dirigencia estatal de Morena ya tomó como suyo el tema y lo usará de bandera política durante los siguientes meses.

Por lo pronto, Morena convocó a una marcha el próximo 22 de marzo en la capital poblana para ensayar lo que será su nueva estrategia protagónica para convencer a los poblanos de que evitarán que se privatice el agua en todo el estado de Puebla.

Es más, ayer José Juan Espinosa ya metió al tema al presidente municipal de Puebla, Luis Banck, para que haga los trámites necesarios para cancelar la concesión del agua potable en el municipio de Puebla porque se afecta a miles de familias.

José Juan Espinosa y Morena ahora son los que marcan la agenda mediática, política y social en Puebla.

Ya van dos ocasiones en que el gobernador, Tony Gali, sale hacer frente a José Juan Espinosa en el tema del agua.

¿Dónde está Javier Lozano?

¿Diódoro Carrasco?

¿Jorge Aguilar Chedraui?

¿Jesús Giles?

¿Martha Erika Alonso?

¿Dónde está la estrategia mediática para contrarrestar a José Juan Espinosa y Morena?

Simplemente todos se han hecho a un lado y han permitido que el gobernador se suba al ring, innecesariamente.

Por lo pronto, José Juan Espinosa mantiene una acertada estrategia de posicionamiento electoral, a través del tema del agua.

Y mientras eso ocurre, los panistas Eukid Castañón, Jorge Aguilar y Mario Rincón andan en sus propias peleas.

Los morenovallistas andan distraídos en sus pugnas de grupos y pierden de vista que su verdadero rival crece y crece.

Están dejando crecer a José Juan Espinosa y cuando quieran reaccionar será muy tarde.

www.contrastesdepuebla.com

@gomezcarlos79

Te puede interesar