17 julio 2019
El Popular

Stalingrado

México en la encrucijada de su historia

Por Rodrigo ROSALES ESCALONA. / enero . 28, 2017.

Todos los países del mundo, guardaban amplio respeto a un México, ante su rica experiencia diplomática, quien emitía su postura con dignidad, fiel seguidor de la Doctrina Estrada; al grado de que, en muchos casos, los oídos del mundo estaban atentos a las opiniones de nuestros diplomáticos. Lamentablemente, Vicente Fox y Felipe Calderón fueron el tropezón, quienes retrocedieron a dichos principios, mismos que nos alejaron de ser garantía de opinión. Construir un nuevo camino es complejo ante los avatares neoliberales. Considero que ambos personajes lograron ser extremadamente ridículos.

Trump, es otro avatar en Estados Unidos, fiel a los principios retrógradas, con rancios principios racistas, clasistas y antidemocrático, mismo que causa ya dolores de cabeza al pueblo norteamericano. No pocos de ellos que votaron por él, inician despertando de la pesadilla empalagosa del republicano, al ir encontrando que carece de idea de lo que es e implica beneficio para su nación y pueblo.

Mientras Trump firmaba una de las dos órdenes ejecutivas sobre seguridad fronteriza y migración, más la construcción del muro de las lamentaciones; paralelo a ello, en lo obscurito, previo a la fatídica firma del magnate convertido a presidente, Luis Videgaray, aprendiz de mexicano, lo entretuvo con supuestos acuerdos bilaterales. Ya al medio día, Trump firma y sentencia que nos obligará a pagar el muro. Si Peña escogió a Videgaray, porque éste trajo al pato Donald y nos ponga como calzón y violada nuestra soberanía; ahora, no creo que el aprendiz sintiera feo de que lo usaron y emplearon como carnada para distraer a nuestra débil diplomacia, demostrando quién tiene el poder. La firma confirma una violación a los derechos humanos, por parte de un gobierno que jamás los ha respetado en el mundo, mucho menos a México, porque nuestras historias cruzadas están marcadas por invasiones, robos de territorio, sometimiento económico y, más lindezas. (recomiendo: Las invasiones norteamericanas en México, Gastón García Cantú, Ed Era).

Trump, sentencia: “Las mejoras de la aplicación de leyes de migración, asuntos de seguridad fronteriza y el principal es construir el muro en la frontera sur, esto es más que una promesa de campaña”; añade, “Es algo de sentido común, es el primer paso para asegurar nuestra frontera que limitará la entrada ilegal de gente, así como drogas. Como dijo el presidente, México lo va a pagar”. En México, no se hicieron esperar los reclamos de partidos políticos, de intelectuales, activistas sociales, en sí, un mar de exigencias dirigidas al presidente Enrique Peña, a quien le advierten de que asuma su compromiso constitucional de hacer valer nuestra soberanía, entre otros puntos más. Videgaray, intentó describir que el diálogo con sus pares se conducía a las mil margaritas, confiando “en la buena voluntad de los halcones gringos”. Lo cual ya era tarde, porque con la daga en la mano, Trump, ya había firmado nuestra sentencia. Trump, como otros como él, tienen acendrado odio contra México, acusándonos de sus males. Empero, hipócritamente, marginan que su imperialismo destruye democracias, asesina pueblos, destruye futuros y soberanías en el mundo. (Destino Manifiesto. Juan A Ortega y Medina, SepSetentas)

Peña Nieto, en su calidad de presidente de México, lanzó un discurso tratando de representar el papel constitucionalista, al advertir que nuestra dignidad y soberanía se harán valer, así como que no pagaremos el muro. Así como él dijo que no vio o escucho reclamo alguno sobre la Ley Energética y sus consecuencias en el precio del combustible, durante su visita a Puebla, con motivo de inaugurar el tren de la infamia, ofreciendo respaldo a un gobernador que posee el síntoma gringo, es decir, desde sus primeros estudios a la licenciatura, los realizó en gringolandia, cumpliéndose así la sentencia de que “para qué invadir a México, mejor preparemos a sus cuadros bajo nuestros principios ideológicos, para que piensen y actúen de acuerdo con nuestros intereses”.

Es así como Rafael Moreno Valle, piensa, camina y actúa como gringo diseñado para las finanzas crueles, donde el pueblo no existe y, cuando lo ve, es para exprimirlo, para extraer ganancias personales, jamás para el pueblo. Esto, ¡Sin un peso prestado! Regresando al punto, entonces, Peña no se entera que un pueblo con ira, en la incertidumbre de qué y cómo va a sobrevivir bajo el capitalismo salvaje, Peña tendrá que defendernos del recalcitrante derechista y ultraconservador, manipulador y ventajista Trump.

La guillotina de Trump, también alcanza a someter la estabilidad social y económica en su país, al imponer el retiro de la ayuda financiera a las ciudades-santuario de migrantes, es decir, mediante la aplicación de ciertas normas de seguridad, los datos de ciudadanos extranjeros que posee la policía local, no son compartidos por la federal, cuestión que se encarga de asegurar y aplicar los alcaldes de varios estados de la unión. Pues esto se acabó; sin embargo, generó que no pocos alcaldes levantaran la voz para oponerse a esta medida fascista, advirtiendo que recurrirán al derecho constitucional a demandar y asegurar estabilidad en sus comarcas. (La Muerte de Pancho Villa y los tratados de Bucareli. Adolfo Arrioja Vizcaíno, Ed Océano)

Aún más, Trump amenaza con castigarnos, con fincarnos un impuesto de 20 por ciento a nuestras exportaciones, so pretexto de que México ha sido ventajista contra la economía y pueblo norteamericano. Hipócrita y enfermo mental, porque es el imperio quien nos ha sometido y asaltado impunemente. Amenazó a Peña vía Twitter de que si no está dispuesto a pagar el muro, mejor que no venga. Como respuesta, Peña también le advierte que nuestra soberanía pesa más. Claro, porque el pueblo le está exigiendo cumpla su responsabilidad presidencial.

Trump y los halcones, ante su estupidez, están tensando la cuerda de resistencia de los pueblos en el mundo, ante su política proteccionista tardía. Si ocurre un acto de ira y movilización social bajo el esquema de México Bárbaro, serán culpables ante un sistema cobarde y vende patrias.

*Analista político y de prospectiva social.

rodrigo.ivan@yahoo.com.mx

Te puede interesar