25 junio 2019
El Popular

Contrastes

Segundo piso: un rotundo fracaso y un camino peligroso

Por Carlos GÓMEZ. / diciembre . 09, 2016.

Han pasado casi dos meses desde que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, inauguraron el segundo piso de la autopista de 15.3 kilómetros de longitud con la promesa de que sería una obra que resolvería el congestionamiento de esa vialidad.

La realidad nos indica que el proyecto es un absoluto fracaso.

El costo de más de 10 mil millones de pesos de la obra no refleja nada positivo para los usuarios de esa vialidad.

Por el contrario, transitar la parte baja de la autopista México-Puebla es peligroso, es una vialidad malhecha y caótica. La principal razón por la que poca gente usa el segundo piso es el alto costo por el uso de esos 15.3 kilómetros.

Las conductores de motocicletas pagan 28 pesos, los de automóviles (2 ejes) 55 pesos y los de autobuses y camiones (2 y 4 ejes) 138 pesos.

A lo anterior se debe sumar que durante los trabajos del segundo piso hubo un grave daño a la parte baja de la autopista y sus laterales por el tránsito de transporte de carga.

La parte baja está llena de peligrosos baches, sin señalética, con obras sin concluir, una reducción sin sentido a un carril y cuando llueve es una trampa mortal porque cae mucha agua sobre los parabrisas de los automovilistas.

Todo eso ha generado una molestia generalizada por parte de los usuarios de esa parte de la autopista que deben enfrentar interminables embotellamientos y un camino peligroso.

¿Para eso se gastaron más de 10 mil millones de pesos?

Las quejas crecen todos los días y Enrique Peña Nieto y el gobernador, Rafael Moreno Valle, no escuchan las demandas de miles de usuarios.

Qué esperan las autoridades federales y estatales para actuar en favor de la sociedad.

Que llegue la parte más demandante del periodo vacacional de este mes para que puedan intentar justificar el uso de decenas de automóviles y camiones de carga del segundo piso.

Quizá eso esperan para tomar las fotografías y videos que puedan exhibir el “éxito” del segundo piso.

Pero eso tampoco es una garantía.

Así que habrá que esperar el 15 de diciembre para notar el “beneficio” del segundo piso de la autopista de los automovilistas que vendrán de la Ciudad de México y del Estado de México por unos días.

Y ese periodo de “utilidad” del segundo piso terminaría en los primeros meses de enero del 2017.

Y después otra vez el segundo piso de la autopista se quedará vacío.

Lamentablemente no hay interés de Enrique Peña Nieto y Rafael Moreno Valle para admitir todas las fallas que existe en la obra del segundo piso de la autopista México-Puebla.

Y mucho menos lo habrá para reducir el costo del uso del segundo piso.

Así que seguirá el tráfico y el peligro en el primer piso de la autopista México-Puebla.

@gomezcarlos79

www.contrastesdepuebla.com

Te puede interesar